Fanny Tayver Marín. 9 junio
Wílmer López estuvo muy solicitado para fotografías antes de la Liga Run. Fotografía: Albert Marín
Wílmer López estuvo muy solicitado para fotografías antes de la Liga Run. Fotografía: Albert Marín

Genio y figura. Así es Wílmer López, el ídolo que en varias ocasiones postergó la operación de cadera por puro amor a Alajuelense.

El Pato se sometió a la cirugía el pasado 14 de mayo, en el Hospital Nacional del Trauma, y estuvo incapacitado durante dos semanas.

Apenas pasaron esos 15 días, lo primero que hizo fue volver al Estadio Alejandro Morera Soto.

Y no fue de visita, él llegó a trabajar, a reincorporarse a los trabajos con liga menor.

Al Pato lo inquietaba que se venían las finales de alto rendimiento y de prospectos, aparte de que el 1.° de junio empezó la pretemporada del primer equipo.

López necesitaba marcharse al entrenamiento de Alajuelense de este sábado, pero los aficionados que estaban en el estadio para competir en la Liga Run se lo impedían.

Él provocó una verdadera algarabía y tan solo sonreía para la cámara, porque la gente hacía fila para obtener una fotografía con ese talentoso volante.

Al consultársele si es demasiado fiebre para estar ahí, respondió: "Es demasiado amor a una institución, esa es la cuestión".

Para él, lo más bonito fue que al retornar después de la operación, pudo estar en el estadio cuando el alto rendimiento se proclamó campeón de su categoría, justo el equipo que a partir de ahora jugará en la Liga de Ascenso bajo el nombre Once de Abril.

"También en prospectos salimos campeones, osea, en Liga Deportiva Alajuelense a nivel de liga menor se metieron a cinco categorías en las finales y fuimos campeones en tres", citó con orgullo.

Pero, ¿cómo está él después de ese procedimiento en el que le colocaron una prótesis que sirve como reemplazo de la cabeza del fémur?

"Ya se bajó bastante la molestia que había, todavía sigue un poquito el dolor, pero es normal y por lo menos estos 22 días que llevo de operado han sido bastante buenos, el trato de la gente del INS donde hago la rehabilitación ha sido excelente, no hay ninguna queja", indicó López.

Dijo que él espera que conforme vayan pasando las semanas se sienta mucho mejor y que llegue ese momento en el que esas molestias que por momentos le resultaban insoportables, queden totalmente en el pasado.

"Siempre hay una sensación, está muy reciente la operación, pero el mismo doctor le dice a uno que no puedo estar solo acostado o solo sentado, sino que hay que volver a poner a funcionar la pierna para que ella se vaya adaptando rápido a la prótesis y a esa cuestión, al implante que hubo. El tiempo es el que va a arreglar todo", acotó.

Para él, lo principal es que de nuevo se siente útil en la Liga.

"El proceso de liga menor aquí es muy bueno y ahora que arrancó la primera con Luis Diego Arnáez estamos ahí metidos, por lo menos una vez al día, porque están entrenando doble y yo en las mañanas tengo que ir a las terapias", finalizó López.