Juan Diego Villarreal. 14 marzo
Wálter 'Paté' Centeno está orgulloso de que los equipos grandes se fijen en sus jugadores a pesar de que ellos vienen de la Liga de Ascenso. Fotografía: John Durán
Wálter 'Paté' Centeno está orgulloso de que los equipos grandes se fijen en sus jugadores a pesar de que ellos vienen de la Liga de Ascenso. Fotografía: John Durán

La inminente partida de tres de sus fichas al Herediano y la anterior salida de tres futbolistas al Saprissa no tienen ofuscado al técnico del Municipal Grecia, Wálter Paté Centeno.

Por el contrario, el estratega aseguró que se alegra por ellos, pues van a tener la oportunidad de crecer, sobre todo los jóvenes, y el hecho de que los otros clubes se fijan en los jugadores de su equipo ratifica que están haciendo las cosas bien.

Al finalizar el Apertura 2017 Centeno perdió a los defensores Luis José Hernández, Alexander Robinson y Michael Barrantes, quienes se marcharon al Saprissa. Hernández fue solicitado por su club al estar a préstamo, mientras Robinson terminó contrato y Barrantes negoció su salida del club para incorporarse al cuadro saprissista.

Keysher Fuller habla de su salida de Grecia

Al concluir el Clausura 2018 los griegos se quedarán sin los servicios del defensor Keysher Fuller y el delantero Albert Villalobos, quienes pasarán al Herediano, mientras el volante Luis Díaz también tiene conversaciones adelantadas con el cuadro rojiamarillo y es un hecho su salida.

El Paté no se inquieta por la fuga de futbolistas y opina que el coqueteo con jugadores siempre existirá pues la plata siempre manda cuando de negociar un jugador se trata en el fútbol.

Wálter explicó que los jóvenes que llevaron a la institución demostraron su calidad y por algo los quieren en otros equipos, mientras los de experiencia también tuvieron su oportunidad y la aprovecharon.

“A Luis Díaz, nadie lo conocía, venía de Santa Cruz, lo recogió el gerente Fernando Paniagua, lo hizo hijo, lo amamantó y le dio de todo. Fuller estaba en Uruguay de Coronado, de la segunda división, nadie lo iba a ver jugar. Hoy gracias a Dios y por el esfuerzo de ellos dos los quiere un equipo grande”, añadió Wálter.

El estratega insistió en que pese a que sus muchachos se van a ir no van a dejar de jugar, pues no los castigará por hacer un buen campeonato.

Para mí es una satisfacción, para mí. Que un muchacho se vaya en un año a un equipo grande es muy válido, demuestra todo lo que se han esforzado. En otro club no jugaría porque ya firmó con otro club. ¿Por qué?, No, no, es un chico que tiene 20 años (Luis Díaz) y no podés cortarle las alas para que crezca. Me alegra por ellos”, admitió Centeno.

Eso sí, Paté Centeno hizo un llamado a la dirigencia de Grecia para que sus jóvenes promesas no abandonen tan rápido el plantel ni se vean obligados torneo a torneo a armar su planilla.

El manoseo existe y la plata manda. Nuestro gerente Fernando Paniagua tiene que ponerse pilas para que el próximo Jafet Soto que venga, si se quiere llevar a los jugadores le deje algo al club, es parte del negocio. Me alegra que se sigan fijando en Grecia, significa que estamos haciendo algo bueno y no conozco un equipo que viene de segunda y en un año le quitan a seis jugadores. Solo Grecia”, destacó Centeno.