Daniel Jiménez. 17 junio

En la previa se mencionó que la serie entre Saprissa y Cartaginés estaba casi definida desde el juego de ida. La ventaja de un 4-0 le podría permitir a Wálter Centeno cuidar algunos hombres de la titular, pero no fue así.

El estratega morado colocó a su once estelar para enfrentar la semifinal de vuelta y lo pagó caro.

David Guzmán (8) tuvo que salir de variante por lesión. / Fotografía : John Durán
David Guzmán (8) tuvo que salir de variante por lesión. / Fotografía : John Durán

El jugador David Guzmán salió lesionado con un tirón en su pierna izquierda. Aún se desconoce si podrá estar en el primer juego de la final que será este fin de semana.

También antes de que se diera esa lesión, el goleador del equipo, Christian Bolaños, sufrió un golpe, pero este sí pudo seguir jugando con normalidad, contrario a Guzmán, quien no pudo continuar en el terreno de juego.

El morado iba a marcar al atacante Marcel Hernández y tuvo que detenerse en su corrida. Se llevó las manos a la parte de atrás del muslo y de una vez solicitó el cambio. Su lugar lo ocupó Alexander Robinson.

Pero lo que preocupa al saprissismo ahora es la duda de si podrá estar o no en la final, pues el primer juego será este domingo a las 6 p. m.

A partir de ahora, el futbolista debe entrar a una valoración médica por el doctor Esteban Campos, para determinar la gravedad de su lesión.

Eso sí, en el club no acostumbran a dar información sobre sus lesionados y la evolución de los mismos. Así que será esperar en los próximos días para un parte oficial de si podrá estar o no en el primer choque de la final.

El futbolista llegó al Monstruo en este certamen y suma 1.109 minutos en 16 presentaciones, siendo figura del plantel y titular indiscutible.

Es una pieza clave en el engranaje de Centeno, pues lo ha utilizado como defensor central y como volante de contención.

En ambas posiciones ha sido un hombre importante. Si es de central le ayuda al equipo a sacar el balón desde la zaga de pie a pie. Si es de contención le aporta el equilibrio que necesita el plantel.