Fiorella Masís. 5 septiembre
Wálter 'Paté' Centeno habla con el jugador Cristian Blanco en partido de la jornada anterior entre Carmelita y Grecia. Foto de Diana Méndez.
Wálter 'Paté' Centeno habla con el jugador Cristian Blanco en partido de la jornada anterior entre Carmelita y Grecia. Foto de Diana Méndez.

Wálter Centeno, técnico de Grecia, no desmaya en sus ideas de juego. Pese a otro resultado negativo en casa (empate 1-1 ante Cartaginés), el estratega defiende su estilo y asegura que esperarán el momento en que el fútbol les dé una alegría.

¿Qué le pareció el partido, sale satisfecho con el empate?

Estoy contento por el esfuerzo, el desempeño de los muchachos, la verdad que salgo contento, no se dieron las cosas, pero este equipo tiene cuatro partidos de venir jugando bien. La posición no es la ideal, por el momento la merecemos, pero vamos a seguir luchando y creyendo. La idea sigue siendo jugar al fútbol y defender un ideal, más allá de que el resultado no se diera.

¿Cómo analiza la expulsión de Cristian Blanco?

Blanco es el jugador que anticipa más en nuestro equipo, el partido y la cancha estaba para barrerse mucho. Él tocó la bola y el jugador brinca, somos dados a gritar en el fútbol de aquí y el árbitro pita. Siempre hacemos más drástica la jugada para hacer expulsar a un colega, pero es normal en el fútbol de Costa Ria, sin ética que los jugadores tienen que tener porque dificulta el espectáculo. Cristian llegó como en cualquier otra jugada, pero el jugador de Cartago gritó, dio cuatro vueltas, pero ¡qué raro! no salió lesionado, siguió jugando a los cinco segundos. Fue falta pero no roja porque si lo hubiese golpeado como si lo hubieran matado, como gritaron todos, pero no. No pasa nada, el árbitro se equivocó como nos equivocamos todos.

¿Por qué pese a ese jugador menos se vieron bien?

No tenemos miedo.

¿Qué piensa de que Cartaginés también quiera jugar con un equipo de buen toque?

Ya somos dos que queremos jugar bien al fútbol, felicito al excompañero. Somos dos de 12. ¿O no? Somos minoría.

¿Cómo trabajar aspectos como el del gol de Cartaginés, que llega pocos segundos después del de ustedes?

Hemos estado trabajando en ese aspecto de concentración, quiere quedarme bien, pero se desconcentra y volvió a pasar, son cosas que hay que ir aprendiendo, manejar el partido. Porque como dicen los que más saben de esto, un gol cambia todo y cambió todo para mal porque a los 25 segundos fue gol y un golpe bajo. Ahí debemos seguir creciendo y que nos dé más tiempo para hacer otro gol, porque es duro. Son cosas que hay que aprender, son cosas de experiencia, solo Cristian Blanco es de experiencia y estaba fuera, después de ahí no hay ningún jugador que haya ganado un título, a veces carezco de esa experiencia.

A pesar que se le fueron bastantes jugadores mantiene la idea, ¿cómo ha sido ese trabajo?

Siempre aquí lo ideal es proteger una idea de juego y el que venga se adapte, solo hay dos jugadores en el mundo en los que el equipo se adapta a ellos y ustedes saben quiénes son. Nosotros nos basamos en idea de juego, se fueron como 7 y vienen 7, pero el sistema de Grecia lleva un tiempo, siempre le digo a los nuevos: ‘Ojo que les va a costar’ y lo he comprobado porque algunos me dijeron que solo le decían que tenía que comer arroz y frijoles, o sea defensa, defensa y defensa. Que no le enseñaron como posicionarse si tenía el balón. Este sistema es complicado, no es fácil salir jugando, hemos corrido ese riesgo, hay que evolucionar. Vamos a seguir sobre esa línea y ver hasta dónde el fútbol nos da una alegría.

¿Le preocupa que en tres días vuelve a su estadio y la cancha siga dañada?

Siempre me ha preocupado, aquí hemos perdido muchos puntos porque la idea futbolística de nosotros no se presta, es pequeña y tiene huecos; eso le favorece más al equipo que llega a defenderse.