Daniel Jiménez. 2 junio

Desde que llegó al Deportivo Saprissa, Wálter Centeno ha dejado claro algo: va paso a paso, pero su idea requiere de tiempo. Ya tiene un título internacional, aunque sabe que su deuda está en casa.

Añora el título 35, pero reitera como requisito que los jugadores interioricen su idea. El liderato ayudaría mucho, pues de tenerlo se garantiza un campo en una eventual gran final y cerrar sus series en casa.

Wálter Centeno utilizando la protección que se exige en los protocolos de salud. Foto Alonso Tenorio
Wálter Centeno utilizando la protección que se exige en los protocolos de salud. Foto Alonso Tenorio

A las puertas de cerrar su primer liderato con la S en tres torneos, Paté muestra su lado más mesurado, pero competitivo, desde que está en el banquillo.

“Me obsesionan muchas cosas a nivel de primer lugar, a nivel de títulos… Esas son cosas que me hacen vibrar y me hacen estar trabajando continuamente en eso”. Esto lo dijo el 24 de enero de este año.

A mitad de año está cerca de cumplir lo primero: la cima. A falta de tres compromisos para que acabe la fase regular, el club tiene siete puntos de ventaja con su más cercano perseguidor: Alajuelense.

En sus tres torneos al frente del club, Centeno tiene un título de Liga Concacaf, una final perdida ante San Carlos y una semifinal perdida contra Herediano. Siempre ha disputado etapas finales.

En esta ocasión, en el Clausura 2020 no es la excepción, pero entra en condiciones distintas. Su equipo tiene un rendimiento del 75% y también ya tiene bastante interiorizada la idea que quiere implementar.

"Yo creo que era una meta que teníamos, queremos cerrar de primeros. Si bien no nos aseguramos nada, pero nos da confianza y credibilidad. Faltan algunos partidos para terminar esta fase y queremos hacerlo bien", contó Michael Barrantes.

Ariel Rodríguez marcó doblete en el pasado clásico nacional que casi que le garantiza el liderato al Monstruo. Fotografía : John Durán
Ariel Rodríguez marcó doblete en el pasado clásico nacional que casi que le garantiza el liderato al Monstruo. Fotografía : John Durán

Y Barrantes tiene razón. Al final, el último líder que se alzó con el título fue San Carlos en el Torneo de Clausura 2019.

Los norteños cerraron las 22 fechas con 39 puntos, solo uno por encima del Monstruo, su rival en la final.

Posteriormente, Alajuelense ocupó la cima, pero Herediano le arrebató el cetro.

Cierre. En esta etapa se observa al estratega morado más mesurado, pero más competitivo a la vez. Siempre llega a la conferencia de prensa tras los partidos y agradece haber podido dirigir un partido.

“Quiero agradecerle a Dios por poder dirigir un día más", asegura siempre luego de cada compromiso en el que llega a evacuar las preguntas de los medios de comunicación tras los encuentros.

Desde su llegada al equipo en febrero del 2019 no tuvo reparo en prometer títulos y ahora es claro está cerca de colocar una mano en la copa.

“Llegaremos a muchos campeonatos, porque la forma de juego es agresiva y Saprissa se presta para eso”, citó Wálter durante su presentación oficial el año pasado.

Es claro que desde ese momento, el entrenador ha hecho algunos ajustes, pero su idea inicial basada en la posesión de pelota se mantiene firme con forme pasa el tiempo.