Fiorella Masís.   9 septiembre
Vladimir Quesada da indicaciones durante el juego que Saprissa derrotó 1-0 a Cartaginés, en el Fello Meza. Fotografía: Rafael Pacheco

¿Cuál fue la clave para derrotar al Cartaginés?

Por mucho, para mí este fue el mejor partido que ha jugado nuestro equipo, fue el mejor primer tiempo. Al final, anotamos una, eso hizo la diferencia, nuevamente nuestro marco quedó en cero. Anotamos una, pero tuvimos múltiples opciones de gol, el rival también lo que quiere decir que fue un buen partido.

¿Qué opina sobre el penal que falló Mariano Torres?

La molestia mía fue porque no le salió, no porque no lo anotó. Los que conocemos a Mariano, sabíamos lo que iba a hacer, pero no le salió lo que él quiso, es un gran jugador, un gran profesional, igualmente siguió con la cabeza muy tranquila y siguió haciendo el trabajo que desarrolló antes del tiro de penal. Esperemos que la próxima vez la pueda anotar. En otras oportunidades nos ha salvado, él se autocritica, es de los jugadores más pensantes en el terreno de juego, más profesionales.

Inicialmente Saprissa salió con cinco defensas, pero Ricardo Blanco prácticamente jugó como hombre en punta. ¿Cuál era la idea inicial?

Analizamos el juego del equipo rival, que tiene jugadores muy talentosos que gustas de ir al ataque y la idea con Christian Bolaños y Ricardo Blanco era controlar las subidas del rival y preocuparlos a ellos, pues así ellos van menos al ataque, por eso hicimos la dupla Yustin Salinas-Blanco por la derecha y Heiner Mora-Bolaños por izquierda.

¿Se ganó jugadores ahora que no estaban los seleccionados?

Nosotros los vemos entrenar en el día a día y no tenemos duda, siempre lo hemos dicho. Normalmente juegan 11, 13 o 14, pero les hacemos referencia a ellos. En el torneo pasado, todos jugaron excepto Darryl Parker. Necesitamos que todos estén lo más preparado posible para cuando les toque saltar al terreno de juego. En este momento el único jugador que no ha hecho minutos es Alejandro Gómez (el portero). Ellos deben mostrar su mejor actitud en los entrenamientos.

De nuevo le resultan los cambios.

Las herramientas de trabajo que tenemos son claras en decirnos que los hombres que entran de refresco, siempre hacen diferencia, desde la época de Carlos Watson. No necesariamente es el que haga el gol, sino que el movimiento de Tassio Maia, al primer palo, jala la atención, y ese movimiento hizo que Christian Bolaños pudiera anotar.