Fanny Tayver Marín. 3 septiembre
Según había anunciado la Comisión de Arbitraje, ningún jugador ni ningún integrante del cuerpo técnico se le puede acercar a los árbitros cuando finaliza la primera parte de un partido. Fotografía: Rafael Pacheco
Según había anunciado la Comisión de Arbitraje, ningún jugador ni ningún integrante del cuerpo técnico se le puede acercar a los árbitros cuando finaliza la primera parte de un partido. Fotografía: Rafael Pacheco

El arbitraje de Ricardo Montero en el clásico tenía enojados a los manudos y a los morados.

Cuando se acabó el primer tiempo, los liguistas armaban una clara jugada ofensiva y se aprestaban a rematar, el silbatero decretó el final de la primera parte.

Los futbolistas del Saprissa se fueron a rodearlo, mientras que los de la Liga se dirigían al camerino y el marcador aún estaba 0-0.

(Video) El enojo y el carácter de Luis Diego Arnáez en el clásico

Luis Diego Arnáez se percató de esa presión que trataban de ejercer los morados contra el cuerpo arbitral y se molestó mucho. Incluso, empujó a varios de sus propios jugadores, como Porfirio López, Kenner Gutiérrez y Jonathan Moya para que también fueran a hacer lo mismo.

Unos lo criticaron por eso, pero otros le dieron la razón al estratega liguista.

Ahí dio una clara muestra de su carácter y de lo que quiere con sus hombres, que sientan esa necesidad de defender a su equipo a capa y espada.

Posteriormente, en la conferencia de prensa, tras el triunfo de los manudos con la anotación de Jonathan McDonald, Arnáez contó por qué estaba tan molesto y expuso una duda que le quedó a raíz de esa situación.

“Un tema que me llamó la atención del partido por un detalle que tal vez ustedes no saben y que en el primer partido del torneo, a nosotros nos pasaron una información en el sentido de que todo jugador o integrante del cuerpo técnico que al medio tiempo llegara a hablar con los árbitros, iba a ser amonestado y que incluso habla hasta de expulsión si alguien llega a increpar al árbitro”, apuntó el Flaco.

“No sé si eso está mal, o si fue en los primeros dos partidos y ya ahora no se aplica, porque pasó este domingo y no pasó nada; entonces sí me gustaría que alguien me aclara eso, porque nos habían pasado esa información y no sé si es que ya perdió vigencia”, añadió.

Recordó que esa disposición fue enviada por la propia Comisión de Arbitraje.

“En el primer tiempo, toda la gente de Saprissa llegó e incluso llegamos nosotros, porque pensamos que eso ya había perdido vigencia y queríamos ir a hablar con el árbitro también, porque a veces uno puede cometer el error pensando que eso ya no está vigente y entonces es esa aclaración la que necesito”, insistió Arnáez.

Precisamente, el pasado 20 de julio La Nación publicó una noticia en la que se anunciaba que los jugadores que pidieran la utilización del VAR serían sancionados y de paso, el jerarca de los árbitros, Ricardo Cerdas, también se refirió al tema que Arnáez pone sobre la mesa.

“Si al término del primer tiempo un miembro del cuerpo técnico se apersona donde está el árbitro para protestar, será expulsado. Hay casos en que algunos técnicos llegan donde los jugadores, hacen que los llevan y van protestando”, comentó Cerdas ese día.

Y eso aplicaba para cualquier tipo de protesta hacia los árbitros y que no estaba permitido que los silbateros tuvieran careos con jugadores o entrenadores.

Después de su victoria ante Saprissa, la Liga escaló al segundo puesto de la tabla, llegó a 15 puntos y está a una unidad de los morados.

Este miércoles, Alajuelense visitará a San Carlos, a las 7:30 p. m., en el Estadio Carlos Ugalde Álvarez y el domingo recibirá a Herediano, a las 11 a. m., en el Morera Soto.

Por su parte, los tibaseños recibirán este miércoles a las 8 p. m. a un Limón que ya no es dirigido por Horacio Esquivel, sino que tiene como técnico interino a Ricardo Allen y el domingo, los morados visitarán al Cartaginés de Paulo César Wanchope.