Esteban Valverde.   14 octubre
Byron Bonilla celebró con su mano derecha en el corazón, la segunda anotación que marcó con Nicaragua. Fotografía: Federación Nicaragüense de Fútbol

El volante del Saprissa Byron Bonilla fue la figura de la selección de Nicaragua, dirigida por Henry Duarte, en la victoria 4 a 0 sobre Dominica.

El futbolista del Monstruo consiguió una jornada redonda al marcar un doblete, incluyendo entre sus definiciones un cobro de penal al estilo 'Panenka', diana que significó el 3 a 0 momentáneo en el marcador.

El timonel nacional aseguró que Byron fue la pieza clave para el triunfo. Comentó además que aunque tirar un penal así es arriesgado, mientras sea gol, él no tiene problema.

Ver más!

“Eso fue producto de la confianza con que está jugando. En un momento se sobró, pero sí tuvo el carácter, pues excelente. Hizo un partido espectacular, llenó de mis expectativas, hemos trabajado su desborde y siento que cumplió”, evaluó Duarte.

El ‘DT’ añadió que habló con Bonilla y le pidió que mejorara sus recorridos, debido a que en su posición debe volver constantemente a ayudar en la zaga.

“Siento que en Saprissa respetan jerarquía, él no tiene el volumen de fútbol de Venegas, Bolaños, Leal. Yo pienso que tiene que ir ganando eso, como lo ha hecho en la selección. Yo le veo carácter y personalidad para jugar, pero si hay que arriesgar con él. Ahora debe demostrar e ir ganando poco a poco minutos en Saprissa”, profundizó.

El duelo ante Dominica fue dominado de principio a fin por el conjunto nica. El saprissista también anotó la segunda diana del cotejo al aprovechar un centro al segundo palo y cerrar de cabeza.

Byron, quien portó el número '10' de su escuadra, fue el hombre más desequilibrante de los pinoleros.

De esta forma, Nicaragua cerró con efectividad esta fecha de la Liga de Naciones, porque se impusieron tanto en casa como de visita a Dominica.

En ambos duelos tuvieron acción jugadores del fútbol costarricense: Bonilla (Saprissa), Bryan Rodríguez (Carmelita) y Francisco Flores (Santos de Guápiles).

Después de conseguir las seis unidades, el plantel de Henry Duarte se ubica en la segunda posición del Grupo D de la Liga B. Nicaragua está igualada en siete puntos con Surinam, quien por goles lidera la zona.

En la próxima fecha, de noviembre, Nicaragua tendrá un frente a frente con Surinam en Managua, partido que definirá al que pase a la Liga A y un boleto a la Copa Oro.

El 15 de noviembre los nicaragüenses chocarán con San Vicente y las Granadinas y tres días después tendrán su final.

“Esto me demuestra que lo de Surinam fue un accidente, yo sabía que Nicaragua todavía podía dar más. En este juego había mucha humedad, temperatura, pero sacamos personalidad. La verdad tuvimos mucha actitud y liquidamos en los momentos importantes. Estamos con ilusión”, manifestó el estratega.