Fanny Tayver Marín. 21 marzo

"Soy Ariel Guzmán Leiva y soy manudo", así se presenta este niño de 11 años que nunca había ido al estadio y que el sábado pasado cumplió dos sueños, al ir al Morera Soto y conocer a su ídolo, Jonathan McDonald.

"¡Zaz! Lo vi, antes del partido, todo a la perfección. Me dijo ‘diay compa’ y yo… ‘diay’… Ahí fue donde me puse muy serio, porque yo siempre había querido verlo", comentó Ariel.

"Yo pienso que un día va a anotar muchos goles, es muy bueno. Yo siempre había sabido de él, porque lo veía en tele, pero es un león supercarguísima y esto fue inolvidable para todos los niños que estuvimos ahí y tenemos Síndrome de Down", relató.

(Video) Ariel, el niño que festejó el Día Mundial del Síndrome de Down conociendo a su ídolo: Jonathan McDonald

Este miércoles es el Día Mundial del Síndrome de Down, pero los rojinegros lo celebraron el sábado pasado con una iniciativa de la Agrupación Somos La Liga, que pretende contribuir a la construcción de una sociedad más inclusiva.

"A todos les llego a contar que fui al estadio y ahora quiero seguir yendo, lo mejor es que la pasamos lindo ahí", mencionó Ariel.

Ariel contó que al principio estaba muy nervioso, pero al verse al lado de Jonathan McDonald se sintió el niño más feliz del mundo. Fotografía: Rubén Murillo / Prensa Alajuelense
Ariel contó que al principio estaba muy nervioso, pero al verse al lado de Jonathan McDonald se sintió el niño más feliz del mundo. Fotografía: Rubén Murillo / Prensa Alajuelense

En la entrevista, él se animó a revelar un secreto.

"Yo cambié, antes era saprissista por mi familia, antes, pero ahora me convertí en manudo porque siempre he sido liguista y ya en mi casa saben que yo nací liguista”, contó, añadiendo que “soy tan manudo como Jonathan McDonald, Allen Guevara y todos".

El León de Alajuelense le pidió una foto a los niños que fueron al estadio como parte de la campaña
El León de Alajuelense le pidió una foto a los niños que fueron al estadio como parte de la campaña "Los Compas no discriminan".

Ariel no se cambiaba por nadie, sin imaginar que él también le estaba causando una gran motivación al goleador del campeonato.

Ellos y los demás vestían una camisa que decía: "Los compas no cuentan cromosomas".

"Es importantísimo cuando los niños y la gente te apoya y aún más cuando las personas que tienen Síndrome de Down te alientan y te apoyan. Yo le agradezco a Ariel por el video que me mandó saludándome, indudablemente tenía que contestar, lo invitamos acá, salió conmigo a la cancha, nos tomamos una foto y la verdad son de las cosas lindas que te da el fútbol, son de los momentos lindos que no cambias por nada del mundo", mencionó McDonald.

Fotografía: Rubén Murillo / Prensa Alajuelense
Fotografía: Rubén Murillo / Prensa Alajuelense

Y agregó: "Estoy contento por saber que él es un aficionado más, a veces uno no los conoce, empieza a escuchar la historia y compartir con él un ratito ayuda muchísimo en la motivación, en seguir luchando, en seguir haciendo las cosas mejor, en seguir entrenando aún mucho más fuerte para mejorar en todos los aspectos".

Jean Zúñiga y Daniela Retana son dos integrantes de la Agrupación Somos La Liga y trabajaron en un proyecto que generó muchas sonrisas. Fotografía: Rubén Murillo / Prensa Alajuelense
Jean Zúñiga y Daniela Retana son dos integrantes de la Agrupación Somos La Liga y trabajaron en un proyecto que generó muchas sonrisas. Fotografía: Rubén Murillo / Prensa Alajuelense

A Tania Barth le llamó la atención que todos los cuadernos de Ariel estaban forrados con papeles alusivos a Alajuelense.

Desde hace dos años, ella es su profesora de formación integral y es una de las integrantes de la Agrupación Somos La Liga.

En un principio, solo pretendía llevarlo al estadio, pero se convirtió en todo un proyecto.

"Hay dos compañeras que tienen hermanos con Síndrome de Down, Sebastián y Constantino, ellas se entusiasmaron con la idea y empezamos a organizar, dar propuestas y concretar el proyecto en sí, que fue todo un éxito".

Los jugadores salieron a la cancha con una camisa que decía "Los compas no discriminan".

"Iban niños con Síndrome de Down y sin Síndrome de Down, porque la idea es darnos cuenta que vivimos en una sociedad en la que todos tenemos que incluirnos, en la que todos somos parte de ella y entonces se convocaron 22 niños de todas las edades para que salieran con los dos equipos, jóvenes y adultos, para quitar esos mitos".

Ariel Guzmán y su profesora Tania Barth son aficionados de la Liga. Fotografía: Rubén Murillo / Prensa Alajuelense
Ariel Guzmán y su profesora Tania Barth son aficionados de la Liga. Fotografía: Rubén Murillo / Prensa Alajuelense

Barth mencionó que para ella ha sido todo un reto conocer un poco más de esta población, para conocer cuál es la condición con la que ellos nacen, comprendiendo que tienen un aprendizaje mucho más lento, pero que al final logran hacer muchas cosas que se proponen con la estimulación correcta.

Sebastián salió a la cancha con Pablo Gabas y sus hijos. Fotografía: Rubén Murillo / Prensa Alajuelense
Sebastián salió a la cancha con Pablo Gabas y sus hijos. Fotografía: Rubén Murillo / Prensa Alajuelense

"Ariel ha tenido el apoyo de sus papás, de una tutora, de la institución y él es un chico que se desenvuelve en muchas áreas con facilidad, eso nos ha ayudado como docentes, para mí ha sido un reto, pero una experiencia que me ha hecho crecer como profesional y me ha hecho ver las cosas desde otra perspectiva".

Cristopher Meneses estaba muy contento por salir a la cancha con Constantino. Fotografía: Rubén Murillo / Prensa Alajuelense
Cristopher Meneses estaba muy contento por salir a la cancha con Constantino. Fotografía: Rubén Murillo / Prensa Alajuelense

En la escuela, él está incluido en forma totalitaria.

"Los chicos no lo ven como alguien diferente a ellos, más bien ahora que estuvimos hablando un poco del Síndrome de Down muchos preguntaban si Ariel lo tiene, porque ellos no lo ven como alguien diferente, lo ven como uno más", indicó.

Sebastián no se quedó con las ganas y se fue a tocar el bombo. Foto: Rubén Murillo / Prensa Alajuelense
Sebastián no se quedó con las ganas y se fue a tocar el bombo. Foto: Rubén Murillo / Prensa Alajuelense

Además, apuntó: "Él juega con ellos, participa, Ariel es una persona muy cariñosa, muy activa, él te expresa las cosas con facilidad, gracias a toda esa estimulación que ha recibido, pero en la escuela es un estudiante más, que ha recibido algunas adaptaciones, pero no han significado grandes modificaciones para la institución como para que se vea como un alumno muy distinto al resto".

Ella también estaba muy emocionada en el Morera Soto, al ver tan feliz a su alumno y dice que eso es algo que no tiene precio.

"En la Agrupación Somos la Liga hemos tratado de acercar la institución a esa parte social, nos hemos caracterizado como afición por ser diferentes al resto y queremos hacer alianzas con otras instituciones para acercarnos a todas las poblaciones existentes. En la Liga todos somos compas, todos formamos parte de la institución y todos somos parte de una gran afición", acotó Barth.