Por: Fanny Tayver Marín.   25 marzo
Víctor Cordero destacó la valentía de Vladimir Quesada al frente del equipo.
Víctor Cordero destacó la valentía de Vladimir Quesada al frente del equipo.


La conferencia llegaba a su final cuando Víctor Cordero quiso añadir un mensaje personal que en cada frase sonaba despedida. "Nunca se sabe", advirtió el asistente técnico. De inmediato defendió el tiempo de Vladimir Quesada al mando del cuadro morado y le pidió al saprissismo que apoye al equipo el próximo miércoles "sea cual sea el técnico".

Se atrevió además a una reflexión adicional que, aunque sin dar nombres, parecía aludir a Wálter Centeno, quien criticó recientemente el juego del cuadro morado y el de Johnny Chaves al mando del Santos.

"Esta puede ser mi última entrevista y nunca se sabe. Quiero declarar que Vladimir es un gran técnico, merece mucho respeto, es de la casa y ha sido muy valiente. Sabía lo que iba suceder con lo de la licencia y aún así decidió cumplirle a su amigo Evaristo Coronado y dar la cara por el equipo. Eso debe ser apreciado, amén de los resultados, porque quiérase o no, si hoy terminara la primera fase, estaríamos clasificados".

Ante el tono de las palabras de Cordero, Saprissa señaló por medio de su departamento de prensa que el mensaje del asistente "es reflexivo y no representa un cambio en el cuerpo técnico". Añadió que las dudas serán aclaradas este lunes en conferencia de prensa con Evaristo Coronado, gerente deportivo del club.

Cordero, el hombre que ha tenido que afrontar cada conferencia de prensa, procedió a pedirle al saprissismo que apoye al equipo, independientemente de qué jugadores estén en el campo o qué técnico dirija desde el banquillo. Entonces, de nuevo dejó en entredicho la continuidad del actual cuerpo técnico.

"Sin importar quién esté el miércoles, si es Vladimir, que se olviden que es Vladimir, si es un extranjero, que se olviden que es un extranjero, que el saprissismo sea consciente de que cuando aplaude no lo hace a un técnico o a un jugador sino al Saprissa".


Cordero extendió su mensaje con lo que podría ser interpretado como un simple deseo en voz alta o bien como una crítica. Coincide con lo sucedido en la semana anterior, cuando Wálter Centeno criticó el juego de Saprissa como ya lo había hecho un par de días atrás con el Santos de Johnny Chaves. Sin embargo, Cordero no dijo nombres.

"Espero que nuestro fútbol no se vuelva como la política. Para serles franco, la política no me encanta. Lo que no me gusta de la política y lo aclaro es que parece que cualquier candidato gana más desmeritando a su oponente que hablando de sus propias condiciones. Espero que el fútbol no se politice. Sería muy triste".

En cuanto al juego, Cordero dejó ver un sabor agridulce. Por una parte destacó la personalidad del equipo, el bloque que le impidió a la Liga tener muchas opciones y la aplicación táctica. Por otro lado, lamentó que pequeños errores sigan costando y no haber logrado mantener la ventaja, pese a estar tres veces arriba en el marcador.

Cordero consideró "difícil de explicar" por qué Saprissa no gana desde el 4 de marzo, pese a tener buenas presentaciones.

"Tenemos un equipo que provoca bastantes situaciones de juego en ataque: nos ha faltado puntería en algunos casos, en otros la defensa y el portero rival lo han hecho bien. Son detalles que debemos segiur corrigiendo. Hay que insistir en la idea, que tarde y temprano nos va a dar lo que esperamos", señaló Cordero, quien no escatimó en dar méritos a Alajuelense, como parte de las razones del empate.

Noticia en desarrollo