Daniel Jiménez. 14 abril

En un club como Saprissa siempre habrá presión, pero bueno... siempre hay un medidor: no es lo mismo cuando se viene de seis partidos sin ganar. Ahora, el empatar el clásico en el Morera Soto en el último minuto y la goleada ante la UCR (4-0), en casa, son los alicientes necesarios para salir de la crisis, según el vestuario.

“Para nadie es un secreto que nos habíamos metido en una situación complicada para la clasificación”, comentó el técnico Wálter Centeno.

Los morados festejaron juntos uno de sus cuatro goles frente a la UCR en el Estadio Ricardo Saprissa. Foto: José Cordero.
Los morados festejaron juntos uno de sus cuatro goles frente a la UCR en el Estadio Ricardo Saprissa. Foto: José Cordero.

El estratega de la S aseguró que el juego frente a los académicos dotó de confianza y seguridad a sus dirigidos para que “sigan creyendo en el sistema”.

“Si nosotros llegamos a perfeccionar este sistema es posible que tengamos muchos partidos en los cuales en el primer tiempo llevemos dos o tres goles. Eso es bueno porque descansa el técnico, que está muy tenso y entonces es el partido más tranquilo que he vivido aquí”, acotó.

Ahora el panorama tenso por el boleto quedó atrás, pues con el empate entre Carmelita y Alajuelense (1-1), los tibaseños garantizan su cupo en las semifinales.

El atacante Rubilio Castillo afirmó que el equipo estaba urgido por ver la luz luego de una etapa en la que no salió nada.

"Qué bueno que pudimos dar ese golpe de autoridad en el cierre. Demostramos que tenemos carácter y personalidad. Hicimos nuestro trabajo. Necesitábamos mucho este triunfo, teníamos tiempo de no hacerlo", externó el hondureño.

El resultado abultado llenó de confianza también al volante argentino Mariano Torres: “Conseguimos el triunfo con un resultado con muchos goles y eso era lo que más necesitábamos. Los cuatro tantos fueron muy importantes. Nos veníamos sintiendo mal. Nos merecíamos un partido así”.

Los tibaseños se medirán con Grecia en el último compromiso de la fase regular. Paté Centeno y compañía llegan a este encuentro en la tercera posición con 35 puntos, pero ya lo que podría variar es su orden en la tabla y con ello identificar cuál será su rival en la fiesta grande del fútbol tico.

Para ese compromiso contra los griegos, Centeno podrá repetir su once estelar, pues no hubo sancionados en el equipo de cara a la última fecha.

El portero Alejandro Gómez volverá a ser titular, pues Aarón Cruz sigue lesionado. “Me siento con mucha confianza, he hecho buenos entrenamientos y eso ayuda para sentirse seguro”, destacó Gómez.

El arco del Monstruo ha estado en constante cambio, pues Cruz sigue en recuperación, Kevin Briceño fue expulsado en el pasado clásico y el joven Daniel Rojas es debutante.

“Es una competencia bastante dura que nos hace crecer a todos, siempre que sea de esa forma, el equipo será el beneficiado, cualquiera que esté en la portería lo va a ser bien”, concluyó Gómez, quien había sido sancionado con cinco partidos por la gresca luego del juego entre Saprissa y Herediano en la Cueva (2-1).