El plantel generaleño mostró una apatía evidente en el campo y terminó goleado en su propio estadio

Por: Ferlin Fuentes 6 septiembre, 2015
El generaleño Luis Stwart Pérez protege el esférico ante la presión de Ignacio Quesada.
El generaleño Luis Stwart Pérez protege el esférico ante la presión de Ignacio Quesada.

Alajuela

La Universidad de Costa Rica le puso los grilletes a un desganado Pérez Zeledón y lo hunde en el sótano del Torneo de Invierno 2015.

El juego fue evidente, el equipo del Sur perdió su mote de Guerreros, adrede o por inoperancia - la duda queda-, y la UCR sí tenía claro que urgía volver a sumar de tres puntos para alivianar presiones.

Las tres anotaciones del equipo académico tuvieron una pizca de complicidad por parte del rival. Apenas al 5', la zaga generaleña evidenció que dejó la malicia, que siempre los jugadores llevan al campo, en el camerino.

La 'U' "sorprendió" en una acción de táctica fija cuando en lugar de enviar al área decidió abrir a un costado de la barrera para que Freddy Álvarez enviará al centro y Olman Vargas aprovechará un rebote para poner el 1-0 al minuto 5.

Una acción inocente cuando toda zaga siempre cuida los costados de su barrera.

Tras una primera parte sin mayores sobresaltos, los golpes certeros de la universidad fueron recibidos sin ninguna protección del rival, mas bien hubo complicidad en dos penales provocados con dos minutos de diferencia.

Primero fue el defensor José Garro que olvidó la regla básica de no abrir sus brazos en el área, Josué Martínez sacó un cabezazo directo al arco que se estrelló en la mano de su marcador al 44'. Casi de inmediato, el defensor Tomás Fonseca se fue una finta y, como si estuviera fuera del área, simplemente decidió tomar por el hombro a Martínez. Ambos cobros fueron cambiados por gol José Mena.

La sospecha que tiene la dirigencia del Municipal Pérez Zeledón, sobre un posible divorcio entre el plantel y el técnico colombiano Juan Eugenio Jiménez, se acrecenta al ver la forma en la que se reciben las anotaciones. Acciones donde la inocencia defensiva imperó.

Durante el juego, la Universidad de Costa Rica fue superior, con el gol tempranero tomó la manija y aprovechó las facilidades que brindó el rival para anotar.

En las próximas horas se sabrá si la dirigencia decide cortar el hilo por el costado del técnico Jiménez o si se deja ver firme y mete la mano a lo interno de la planilla.