Fanny Tayver Marín. 17 abril
Alajuelense se entrenó este miércoles en el Estadio Nacional. Fotografía: Prensa Alajuelense
Alajuelense se entrenó este miércoles en el Estadio Nacional. Fotografía: Prensa Alajuelense

Se despejaron las dudas y el partido entre Liga Deportiva Alajuelense y Herediano se jugará el sábado, a las 6 p. m., en el Estadio Nacional.

El Tribunal de Apelaciones de la Federación Costarricense de Fútbol (Fedefútbol) sesionó este miércoles a las 5 p. m. y declaró mal admitida la apelación de los manudos, con lo cual se mantiene el veto al Estadio Alejandro Morera Soto.

La razón es que el recurso no está contemplado dentro de las resoluciones apelables, según lo establecido en el artículo 80 del Reglamento Disciplinario de la Primera División.

En ese artículo versa que procederá el recurso de apelación contra las resoluciones que cumplan tres escenarios: “que la multa sea de un monto superior a los ¢250.000; que la suspensión sea por un periodo mayor o igual a los dos meses, o que la suspensión sea mayor o igual a los tres partidos”.

“Como se puede apreciar con total claridad la sanción impugnada, sea de veto del Estadio Alejandro Morera Soto por un partido, no se encuentra comprendida en los supuestos contenidos de la norma de comentario, lo que obviamente no permite el ejercicio recursivo en alzada, siendo lo correcto que el Tribunal Disciplinario hubiera rechazado de plano la apelación y al no haber actuado conforme, no le queda otro camino a esta Cámara que declarar mal admitido el recurso de apelación que en su oportunidad aceptó el Tribunal Disciplinario”, indica la resolución firmada por Alejandro Araya, Ana Margarita Araujo y Randall Cerdas.

El veto por un juego lo dictó el Disciplinario el pasado 9 de abril, al disponer, entre otras cosas: “A partir de la definición de terreno de juego que contiene el Reglamento Disciplinario del Fútbol de la Primera División en el artículo 5, estima este Tribunal de la invasión de aficionados reportada en los informes de los Comisarios debe ser sancionada con base en el inciso 4 y el inciso 1 del artículo 63 del cuerpo legal en mención”.

“Estima este tribunal que se produjo un peligro inminente para la integridad física de al menos un jugador del equipo visitante, toda vez que la cantidad de aficionados invasores era de al menos doce personas, según precisa el informe del Comisario de Seguridad. En consecuencia, se sanciona a Liga Deportiva Alajuelense con el veto de su estadio por un partido, en consideración a que el accionamiento oportuno de la seguridad privada evitó la producción de resultados más gravosos...”.

La dirigencia de Alajuelense está molesta, máxime que el Tribunal Disciplinario no aceptó la ampliación de informe del Comisario Adrián Rojas que considera esclarecedor.

Ahí, Rojas señaló que los aficionados por él reportados solo invadieron la zona mixta y no el rectángulo de juego.

"Se aclara que la palabra invasión se encertó (bis.) en la fotografía dentro del informe original que en estos casos no correspondía a mi persona hacer la valoración, sino es exclusiva por parte de los órganos disciplinarios de primera como segunda instancia, por parte de la Federación; tomando en cuenta en la descripción de los hechos en la página 9 de mi informe como comisario de seguridad nunca se menciona invasión, así como los hechos narrados por el Comisario Titular del partido”, indica Rojas en su ampliación.

Para el sábado, las puertas del Estadio Nacional se abrirán a las 4 p. m. y estarán habilitadas las graderías sur y este.