Christian Meza, quien vive en suelo canalero desde hace 10 años, asegura que está confiado en gane de la Tricolor y por eso aceptó el reto con sus compañeros panameños

Por: Cristian Brenes 16 noviembre, 2015
El costarricense Christian Meza (centro abajo) con sus hijos y su esposa en su casa en Panamá
El costarricense Christian Meza (centro abajo) con sus hijos y su esposa en su casa en Panamá

Panamá

La Selección de Costa Rica llena de confianza de los ticos y sin importar las bajas que tendrá la Nacional por lesiones, algunos costarricenses que viven en Panamá están tan seguros del triunfo de la Tricolo este martes a las 7:30 p. m., en el Rommel Fernández, que se atreven a apostar.

Este es el caso de Christian Meza, quien vive en suelo panameño desde hace 10 años con su familia y ante el juego eliminatorio de la Sele decidió aprovechar para aceptar los desafíos de sus compañeros en la empresa y apostó siete almuerzos por el gane del combinado patrio.

Meza indicó que muchos de los fanáticos del país vecino que comparten con él en la oficina lo molestan mucho y por eso los enfrentó con un pacto entre amigos.

“Hablamos mucho de fútbol y vacilamos bastante. Yo soy muy aficionado a la Sele y como mis compañeros me estaban vacilando mucho pues aposté con siete de ellos un almuerzo a que ganamos y están en pie y acepto más”, indicó el seguidor de la Nacional.

Christian reside en Ciudad de Panamá con su esposa, su primogénito de 11 años y su hija de cuatro, quienes también comparten su pasión, principalmente cuando la Tricolor visita el que por trabajo ahora es su lugar de residencia.

Sin embargo, confesó que tiene un dilema con su hijo porque el pequeño ha vivido la mayoría de su vida en Panamá y desarrolló un cariño especial por los canaleros, a tal punto de que aún no sabe a quién apoyará el martes.

“Mi hijo es muy fanático al fútbol, pero realmente no sé con quién va a ir el martes, aún no me ha dicho. Es que quiere mucho a Panamá, incluso en la eliminatoria anterior cuando Estados unidos eliminó a Panamá él terminó llorando. Aunque lo importante es disfrutar”, agregó el tico.

Meza indicó que no irá al estadio, ya que prefiere verlo desde la casa y disfrutar con algún otro grupo de amigos, pero eso no significa que no lo vivirá con el mismo fervor. Además, debe estar atento para ver si gana su apuesta.

“En la casa lo vivimos mucho con amigos y en familia. Y bueno lo de los almuerzos no me preocupa porque todo es en buen plan y estoy convencido que vamos a ganar. Lo bueno es que con el triunfo voy a comer gratis siete días”, afirmó Christian.

El tico agregó que en Panamá la gente ya sabe más de fútbol y es más fanática, al punto que como no viene Keylor Navas lo han molestado mucho porque “me dicen que ahora si nos van a golear y que ya no tenemos a Navas para que nos salve”.