Steven Oviedo. 21 mayo
Johan Venegas y Roberto Cordoba luchan por la pelota en la final entre Saprissa y San Carlos. Fotografía José Cordero
Johan Venegas y Roberto Cordoba luchan por la pelota en la final entre Saprissa y San Carlos. Fotografía José Cordero

El Comité Disciplinario de la Federación Costarricense de Fútbol estableció los castigos luego del segundo juego de la final entre Saprissa y San Carlos, en las que Johan Venegas y Mariano Torres fueron los más afectados.

Los dos jugadores morados fueron sancionados con tres partidos de suspensión “por emplear lenguaje ofensivo en contra del árbitro del encuentro, esto de conformidad con el artículo 36, inciso 1 del Reglamento Disciplinario del Fútbol de la Primera División”.

Ninguno de los dos futbolistas morados fue expulsado durante el partido ante los Toros del Norte, pero el silbatero Christian Rodríguez los reportó en su informe final de las acciones.

Ambos futbolistas tendrán que cancelar ¢175.000 y estarán fuera en los tres primeros partidos del Apertura 2019, el cual se inicia a finales de julio.

Además, Saprissa tendrá que pagar ¢200.000 por ser la sexta ocasión en la temporada en la que recibe cinco tarjetas amarillas en un mismo partido.

En el caso de San Carlos, tendrán que pagar ¢1.300.000 por seis diferentes infracciones durante el partido y la celebración del título.

A San Carlos se le sancionó con ¢100.000 por permitir el ingreso de objetos no permitidos, ¢200.000 por no destacar las zonas amarillas, ¢250.000 por utilizar el equipo de audio pese a la advertencia del comisario, ¢250.000 por permitir a un menor de edad estar en la tarima y ¢100.000 por la invasión pasiva.

Además, la sanción más fuerte fue de ¢400.000 por los insultos de un funcionario del club a los jugadores del Deportivo Saprissa.