A la fecha morados y erizos solo han podido ganar un encuentro jugando como local

Por: Juan José Herrera Ch. 2 marzo, 2013

Saprissa y Alajuelense llegan al cierre de la primera vuelta del Verano 2013 con una tarea pendiente: volver a ser contundentes en casa.

A la fecha, morados y manudos solo han logrado celebrar una victoria en sus respectivos patios, los primeros ante Uruguay (2-1) y los segundos precisamente ante la S en el pasado clásico (3-1).

Después de ahí, los números son menos que alentadores para los dos equipos más populares del campeonato nacional.

Por ejemplo, el equipo de Tibás es el peor local que tiene el torneo, con un rendimiento de apenas 33% producto de esa victoria, dos empates y otras derrotas.

Los erizos tampoco están muy lejos, son octavos del escalafón con apenas el 40% de efectividad, gracias a su triunfo, tres empates y una única derrota (Pérez, 0-1).

Ambos tienen una última fecha para mejorar sus números y demostrar contundencia en su casa, solo que a los morados les llegará primero la oportunidad.

La S se medirá mañana al inspirado Carmelita de Orlando de León, que no conoce la derrota desde hace tres fechas y además es tercero de la tabla general.

La Liga, en cambio, deberá esperar una fecha más por su oportunidad, pues para esta jornada visitará la difícil casa de Puntarenas, también mañana y a las 11 a. m.

Eso sí, el próximo sábado recibirá al líder Cartaginés, tal vez la última prueba que tenga el invicto brumoso en esta primera vuelta del acelerado Torneo de Verano.

El resto de la jornada. La décima fecha arrancará hoy con el duelo entre San Carlos y Herediano, los dos enfrascados en la lucha por acabar dentro de la zona de clasificación.

Mañana, aparte de los choques de Alajuelense y Saprissa, también se verán las caras Uruguay con Limón F. C., Santos ante Pérez Zeledón y Belén frente a Cartaginés.

Y aunque en todos esos terrenos se juega mucho, ese duelo entre belemitas y brumosos se reviste de importancia por el longevo invicto que arrastra Cartaginés.

Será el penúltimo escollo del grupo de Javier Delgado por completar una vuelta sin conocer la derrota, un hito que espera cumplir el intocable líder del Verano.