Fanny Tayver Marín. 2 junio
Las moradas se entrenaron en la cancha del Colegio Saint Francis y las rojiamarillas lo hicieron en el Rosabal Cordero. Fotografías: Prensa Saprissa y Herediano
Las moradas se entrenaron en la cancha del Colegio Saint Francis y las rojiamarillas lo hicieron en el Rosabal Cordero. Fotografías: Prensa Saprissa y Herediano

Apenas se aprobó el protocolo el 10 de mayo y se dio luz verde para que el fútbol femenino retomara entrenamientos en cancha; Liga Deportiva Alajuelense y Sporting FC optaron por no perder el tiempo y ser los primeros equipos en volver a las prácticas, respetando todos los lineamientos establecidos para evitar contagios por covid-19.

Con el pasar de los días, otros conjuntos retomaron su actividad: Dimas Escazú, SUVA Sports, Pococí y Coronado.

Tan solo faltaban Saprissa FF y Herediano, equipos que este martes 2 de junio comenzaron las prácticas.

Las florenses arrancaron su sesión en cancha a las 5 a. m. y 15 minutos antes fueron entrevistas para someterlas al cuestionario médico y saber si habían estado en contacto con personas positivas o sospechosas de portar la covid-19, síntomas de resfrío o tos. Además, se les tomó la temperatura.

Según indica el departamento de comunicación de las rojiamarillas, ellas trabajan en dos grupos para evitar aglomeraciones.

“Antes de iniciar, las jugadoras se lavaron sus manos, desinfectaron tacos, tenis e implementos. Se mantuvo la distancia en todo momento. Al finalizar, nuevamente las jugadoras se desinfectaron y se retiraron a sus hogares”, informó Herediano.

Bernal Castillo dirigió con cubrebocas. Fotografía: Prensa Herediano
Bernal Castillo dirigió con cubrebocas. Fotografía: Prensa Herediano

Durante la práctica en el Rosabal Cordero, las acompañó la doctora de la Uniffut, Lisbeth Salas.

Por su parte, Saprissa FF había tenido una charla con el departamento médico del club el lunes, donde se le explicó a las jugadoras cómo es la nueva realidad y cómo se manejarán en este retorno, cumpliendo los protocolos.

Despues de eso, este martes fue su primer entrenamiento, en la cancha del Colegio Saint Francis.

“Yo estoy muy feliz de poder volver, yo sé que no volvemos a la normalidad, porque es distinto, hay que tener mucha precaución, seguir el protocolo y hay muchas reglas, pero sí me llena de felicidad volver a estar con el grupo, volver a entrenar, que la verdad es que ya tengo mucha ansiedad acumulada, a pesar de que en casa estábamos haciendo actividad, no es lo mismo”, comentó Carolina Venegas.

La capitana de las moradas admite que no es fácil, pero que deben acostumbrarse para poder jugar fútbol.

“Estamos bajo la lupa, los ojos están sobre el equipo masculino, pero también sobre nosotras. Cada cosa que hagamos la gente va a saber y queremos ser ejemplo, es un momento de ponernos la camiseta y decir nosotras también estamos acá presentes respetando el protocolo y ser ejemplo”, apuntó.

El día anterior a la primera práctica, las moradas recibieron una charla para empaparse más sobre cómo es la nueva normalidad en el fútbol. Fotografía: Prensa Saprissa
El día anterior a la primera práctica, las moradas recibieron una charla para empaparse más sobre cómo es la nueva normalidad en el fútbol. Fotografía: Prensa Saprissa

Mientras que Valeria del Campo dijo que a nivel de fútbol femenino, Alemania volvió hace poco y ver que Costa Rica va tras esos pasos es de destacar, en estos tiempos de pandemia.

“El trabajo que se ha hecho a nivel país ha sido un ejemplo para el mundo y en el fútbol no se ha quedado atrás”, citó la futbolista, para agregar que “si respetamos el protocolo que ya existe y los demás equipos trabajan de esa forma, podemos sacar esto adelante y continuar con el fútbol. Todas deseamos ponernos los tacos y pisar un campo de juego, pero va a ser un proceso que poco a poco se irá reanudando”.

La expectativa del fútbol femenino es que el nuevo campeonato nacional comience el 19 de junio, siempre y cuando las autoridades lo permitan, debido a la emergencia sanitaria por el nuevo coronavirus.