Fanny Tayver Marín, Esteban Valverde.   21 septiembre
Maikell McDonald (69) y sus compañeros de la U-10 derrotaron a Saprissa, en el clásico de la semana pasada. Fotografía: Prensa Alajuelense.

Los insultos racistas que recibió el futbolista de 10 años Maikell McDonald en el clásico de liga menor que se disputó el pasado 14 de setiembre, trajeron consecuencias: el Órgano Disciplinario de la Unafut le impuso una multa de ¢500.000 al Deportivo Saprissa.

Dicho ente, conformado por Ana Grettel Chaves, Laura Castro y Róger Rodríguez, se basó en el informe arbitral de David Céspedes para castigar la engorrosa situación.

En ese documento, el silbatero expresó textualmente que Maikell “fue fuertemente insultado por aficionados saprissistas, claramente identificados por mi persona con la camisa del Deportivo Saprissa”.

Ver más!

Céspedes afirma que fueron “insultos de naturaleza racista” y da fe de tres frases que le gritaban al menor desde la gradería donde se encontraban los aficionados del equipo visitante.

“Se procedió a hacer la detención del juego luego de que el jugador se aproximara a mí llorando por lo sucedido. El juego estuvo detenido durante seis minutos mientras se notificaba de que de persistir los insultos, el juego sería suspendido de manera definitiva. Después de la notificación, los insultos no se presentaron más”.

El clásico de la U-10 se reanudó y McDonald hizo el único gol del partido, en el último minuto, un encuentro en el que los niños se comportaron como profesionales en la cancha y no hubo tarjetas amarillas ni rojas en ninguno de los equipos.

Ver más!

El acta del Órgano Disciplinario detalla que se acordó “imponer al Deportivo Saprissa una multa de ¢500.000 por haber incurrido su afición, en condición de visita, en actos discriminatorios, específicamente de racismo, en contra del jugador Maikell McDonald Porras”.

Señala, además, que esa sanción es de conformidad con el artículo 47 del Reglamento Disciplinario de Fútbol de la Primera División.

Y añade: “Este Órgano Disciplinario es fiel testigo del enorme esfuerzo que realiza la Unafut en campañas en contra de la discriminación de todo tipo, por lo cual los equipos no pueden manifestar su desconocimiento, a contrario sensu (sic), deben velar porque este tipo de conductas nocivas sean erradicadas de todo evento deportivo que van en contra del Fair Play y constituyen una evidente violación a los derechos humanos”.

Jonathan McDonald posa con su mamá, doña Ana y con su hermano menor, Maikell. Fotografía: Fanny Tayver
Saprissa puede apelar

La presidenta del Órgano Disciplinario de la Unafut, Ana Grettel Chaves, dio una extensa entrevista el jueves pasado en el programa Unafut Radio, que se transmite en Teletica Radio, y ahí habló de este tema.

“Yo tengo varios años de estar en este Órgano Disciplinario y puedo decirles que la conducta de los jugadores, del cuerpo técnico y la afición en general ha mejorado mucho y eso ha sido por las campañas que hace la Unafut en este sentido", apuntó la licenciada.

Y agregó: “No significa que a veces no se den conductas reprochables, sobre las cuales se deba aplicar una sanción más fuerte, pero en general se maneja un ambiente bastante tranquilo y considero que es por eso, por el trabajo que ha dado la Unafut en contra de ese tipo de situaciones conflictivas que se pueden dar en ese tipo de partidos”.

Eso también implica que, según ella, “cuando se dan situaciones graves, nosotros consideramos que no se pueden dejar pasar por alto”.

“El árbitro reporta actos de discriminación, específicamente racismo, lo hace por medio del informe arbitral que es el documento bajo el cual nosotros nos basamos para sancionar. Yo sé que siempre surgen muchas versiones, que sí, que no. Sin embargo, nosotros el documento oficial que tenemos es este informe arbitral y en este caso en específico, elaborado por el señor David Céspedes”.

Alajuelense juega la mayoría de sus partidos de liga menor en el CAR. Fotografía: Prensa Alajuelense

Chaves reitera que el informe arbitral dice claramente que hay actos de racismo por parte del equipo visita, en contra del jugador Maikell McDonald.

“Tuvimos reunión como todos los jueves y viera que fue bastante deliberado el asunto y decidimos imponer una sanción de ¢500.000 basado en la gravedad de los hechos”.

“Nosotros trabajamos con el Reglamento Disciplinario de Fuerzas Básicas. Sin embargo, el artículo 4 de este reglamento también nos da cierta jerarquía de normas en caso de que tengamos alguna laguna, que no exista una sanción para esta conducta y que este fue el caso, ¿por qué?, porque no tenemos una sanción para actos de discriminación realizados por la afición visita”.

Ver más!

Esa situación provocó que el Órgano Disciplinario de Unafut estudiara el reglamento completamente.

“Y no encontramos una sanción específica, entonces, esto nos obliga a acudir al Reglamento Disciplinario de la Primera División, como supletorio para aplicar la sanción contra el racismo”, mencionó, recalcando que eso es factible, “porque el artículo 4 nos dice que tenemos una jerarquía de normas y esa jerarquía es la que estamos aplicando”.

Chaves detalló que que los reglamentos establecen es que en caso de reincidencia siempre las sanciones van en aumento, tanto económicas como prácticas y que en caso de que ocurra algo similar por parte de aficionados morados, “puede darse un veto a la cancha o inclusive se puede impedir el acceso de aficionados”.

Si Saprissa no estuviera de acuerdo con la sanción, puede apelar. Para eso tiene tres hábiles a partir de que recibió la notificación.

“En fuerzas básicas se tiene que toda sanción tiene recurso de revocatoria y toda sanción superior a los ¢12.500 es apelable. Debemos tomar en cuenta que nosotros como Órgano Disciplinario nos basamos en el informe, pero si alguno de los afectados tiene algo que reclamar, que no le parece, que tiene prueba de lo contrario, perfectamente puede acudir con un recurso de revocatoria o de apelación, aportando su prueba para que le sea revisada la sanción impuesta”, indicó la licenciada.

Lo sucedido hace una semana en las canchas del Centro de Alto Rendimiento en Turrúcares provocó que la situación sea contemplada para reformar la normativa de los campeonatos de fuerzas básicas.

“Durante el transcurso de todos los torneos, nosotros siempre vamos anotando todas las modificaciones en afán de mejorar que se le deben hacer al reglamento. Tenemos esta laguna, ya nosotros la anotamos y lo contemplamos para la reforma para el próximo torneo, de manera que este tipo de conductas ya esté regulado dentro de un reglamento específico para fuerzas básicas”, subrayó Chaves.

Por su parte, Liga Deportiva Alajuelense difundió mediante las redes sociales del presidente Fernando Ocampo y del gerente deportivo Agustín Lleida unas reglas para promover, apoyando a sus cachorros y que pronto estarán instaladas cerca de las graderías del CAR, donde se disputan los juegos de divisiones menores.

Reglas de Alajuelense