Fútbol Nacional

Saprissa llora trágica muerte de ‘Losilla’, el aficionado no vidente que siempre iba a la ‘Cueva’

Víctor Manuel Brenes Vargas asistía al estadio con radio en mano para ‘ver’ y sentir los partidos. Este jueves iría al clásico, pero sufrió un fatídico atropello

Hay aficionados que sin darse cuenta llegan a ser reconocidos por todos en un estadio, como ocurría con Víctor Manuel Brenes Vargas, alias ‘Losilla’, cada vez que ingresaba al Ricardo Saprissa.

Era un morado de corazón que hoy tiene al saprissismo de luto, al fallecer a sus 69 años, luego de sufrir un atropello este martes a primera hora, en Fátima de Desamparados.

“Estoy devastada, no puedo entender, solo unos días para que viniera a estar conmigo, con sus nietos, no pudo conocer a su nieto. Cómo alguien puede atropellar a un no vidente y darse a la fuga, no entiendo nada, no lo puedo creer, no sé ni qué hacer”, mencionó en Twitter la usuaria @giselle, identificada como la hija del fanático morado.

Mientras, el presidente del Saprissa, Juan Carlos Rojas apuntó en esa misma red social: “Con profunda tristeza recibimos la noticia de la partida de Víctor Brenes (”Losilla”) uno de los más fieles aficionados en la historia de Saprissa. Nuestras condolencias a sus familiares. Losilla nunca dejará de ser parte de este club, su huella es permanente. ¡Gracias por tanto!”.

Losilla vivía el fútbol de manera intensa y hace unos años Saprissa lo mostró en un video promocional, presente en la ‘Cueva’, arropado por la bandera del equipo de sus amores y con un radio en mano.

“Siempre voy al estadio, ahí pasan cosas increíbles, la gente grita, ríe y llora. A veces se sale feliz, a veces se sale triste, a veces enojado. Hemos levantado la copa, hemos dado la vuelta, hemos recibido a todos y les hemos ganado a todos. Y cada gane lo hemos celebrado juntos”, pronunció Losilla en ese video del club.

Y ahí mismo agregó: “La cancha es increíble. El estadio es mi casa. Los jugadores son mi familia, los morados son mis hermanos. Aquí he pasado de todo, como han pasado los años, pero de todo lo que le he contado, no he visto nada. Soy ciego y no me importa, porque lo he sentido todo”.

Esa era la manera en la que este aficionado no se perdía detalles de lo que pasaba en la cancha.

Solo veía un 20%, por lo que desde su ubicación en el estadio, en platea este, no podía observar el compromiso como tal, pero él se las ingeniaba para percatarse de todo lo que ocurría ahí. Lo escuchaba y lo sentía. Así lo vivía.

A Losilla se le erizaba la piel con cada gol y una vez le dijo a ‘La Nación’ que sentir el partido con el corazón es la parte más bonita de este deporte.

Yo vivo mis emociones gracias a lo que puedo sentir. No tengo limitante para gozar de los partidos”, dijo Brenes en un artículo publicado el 17 de abril de 2016.

El hincha saprissista asistía por lo general a todas las jornadas de local desde su juventud. Esperaba con ansias los partidos y siempre pasaba pendiente de todo lo que se decía en el día a día, principalmente a través de la radio.

De hecho, comúnmente llamaba a diferentes programas deportivos radiofónicos para participar en las diferentes dinámicas, dar pronósticos o simplemente emitir una opinión.

Escucharlo retrataba la intensidad con la que vivía cada juego, cada acción, cada gane y cada derrota. En las alegrías y en las tristezas él tenía que estar ahí, siempre pendiente de la ‘S’.

No había día en el que este vecino de Desamparados no hablara de Saprissa y si no hubiera sido por la pandemia nada ni nadie lo habrían alejado del estadio.

Durante ese periodo del fútbol a puerta cerrada por la covid-19 sufrió como nunca.

Sabía que tenía que cuidarse, como todos, pero es que ir al estadio era parte de lo que más lo hacía feliz. Sentía la necesidad de regresar, algo que pudo hacer.

Sacaba pecho y decía que celebró hasta más no poder el cetro de Concacaf, los campeonatos nacionales y los triunfos sobre la Liga.

Desde que la afición volvió a las gradas, él fue de los primeros en regresar a la casa morada y la felicidad que sentía al estar de nuevo ahí era algo que lo hacía no cambiarse por nada ni por nadie. Ni siquiera le importaba estar temblando de frío. Tenía que estar ahí.

Fatal accidente

Losilla estaba listo para ir este jueves a apoyar a Saprissa contra Alajuelense, en el primer clásico de la fase final del Apertura 2021.

Ya sus familiares sabían dónde estaría ese día. Sin embargo, todo cambió en cuestión de segundos en la madrugada de este martes.

‘La Nación’ conversó con Elieth Gamboa, una sobrina de Losilla y ella contó cómo la tragedia tocó la puerta de su familia, un dolor al que hoy se une el saprissismo.

“Él salió de la casa tipo 4:50 a. m. para sacar una cita a la clínica y cruzando la calle lo atropelló una moto. Había poco tránsito y no sabemos si es que la moto venía muy rápido y no tuvo tiempo de esquivarlo”, relató.

Dijo que a eso de las 5:10 a. m. fue cuando le avisaron a la tía de ella que Losilla había sufrido un accidente.

“Ella fue a verlo y mucha sangre le salía de la cabeza. Mi primo se fue con él y dice que la carita la tenía muy destruida. Él llevaba signos vitales mientras iba en la ambulancia y no podía respirar bien. Lo intubaron y le dio un paro que lo mató”, detalló la sobrina de Losilla.

Destacó que las ganas de vivir y su amor por Saprissa siempre lo marcaron y que en medio del shock y la consternación familiar por su pérdida, en la casa a todos les llena el alma saber que él era tan querido.

A pesar de que la hija de Losilla mencionó en Twitter que quien lo atropelló se dio a la fuga, la sobrina del aficionado que atendió nuestra llamada al celular que pertenecía a Losilla tiene una versión distinta.

“Él iba con el bastón y no sabemos si la moto venía muy rápido, o qué se yo. Parece que al final sí afectó. El muchacho que venía en la moto no se dio a la fuga, él también quedó herido en la rodilla, pero estable. Se quedó ahí hasta que se lo llevaron al hospital. No hubo ningún tipo de mala intención, fue un accidente, claramente”, citó.

Mencionó que para la familia de Losilla ha sido importante ver cómo desde los diferentes medios de prensa y las páginas de Saprissa han tratado de hacerle homenajes a ese aficionado tan simbólico para el cuadro tibaseño.

“Desde el regreso de los aficionados él no se perdió ningún partido. Fue a todos y fue feliz con eso. El jueves iba para el Saprissa, pero antes se nos fue al cielo”, apuntó Elieth Gamboa.

Saprissa prepara un homenaje para Losilla, ese aficionado no vidente que iba siempre con radio en mano al estadio y que una vez dijo que no necesitaba ver al equipo para poder sentirlo.

Hoy el club le expresa exactamente lo mismo. La ‘S’ le promete que esa silla en la localidad de platea este nunca estará vacía en la ‘Cueva’.

Fanny Tayver Marín

Fanny Tayver Marín

Graduada en la UIA. Con más de 15 años de experiencia, escribe sobre Alajuelense, ciclismo, ciclo olímpico y más. Entre sus coberturas destacan juegos eliminatorios de la Selección, el Tour de Francia, el Mundial de voleibol en Japón y los Juegos Olímpicos en Río de Janeiro.