Fiorella Masís. Hace 3 días

Saprissa ha tenido un camino cuesta arriba en el Torneo de Apertura 2020 y la victoria ante Herediano de 3-2 fue como una de las secciones difíciles de ese trayecto, aunque por ahora con final feliz.

Futbolista de Saprissa celebran el primer gol ante Herediano. Foto Alonso Tenorio
Futbolista de Saprissa celebran el primer gol ante Herediano. Foto Alonso Tenorio

Los morados tienen razones para sonreír, porque finalmente, después de 13 fechas de la fase regular, volvieron al primer lugar del Grupo B, anteriormente en manos de Cartaginés.

Por momentos ese privilegio se vislumbraba lejano, pero la S corrigió en partidos importantes y también se aprovechó de que al mismo tiempo los brumosos bajaron el ritmo.

Además, si había un panorama idóneo para estar de nuevo en la cima, sin duda era ante un rival directo por el título.

Eso sí, el buen resultado no disipa problemas de los que se deben seguir preocupando Wálter Centeno y compañía, o como dicen técnicos y futbolistas, ocupándose.

De esta victoria se puede sacar lo bueno y lo malo de un Saprissa que ha pasado por muchas etapas en este certamen.

Sin duda, un punto rescatable pero que cuando se gana suele pasar desapercibido es, precisamente, imponerse en un clásico. Si hoy los tibaseños hubieran perdido o incluso empatado, estaríamos diciendo que las victorias anteriores fueron espejismos.

Desde un punto de vista mental y de enviar mensajes, la victoria es más que tres puntos.

En el plano futbolístico la media cancha morada pasa un buen momento. Constantemente resaltan los nombres de Mariano Torres, Marvin Angulo y Michael Barrantes.

Angulo fue el encargado de anotar el primer gol morado (2′) y después provocar el penal de la victoria (84′).

Si nos fijamos en la parte delantera, pese a que ante Santos les faltaron los goles, otra vez los tibaseños anotaron, y sin depender de un solo matador.

Pero al mismo tiempo, Herediano expuso una de las debilidades que Saprissa ha querido desaparecer y hasta cierto punto lo había logrado: la zaga.

El Team es un equipo que viene retomando ritmo, volviendo a encontrarse y pese a eso logró complicarle la vida al Monstruo.

Eso también permitió un juego entretenido en el Estadio Nacional. Es cierto, con yerros importantes en cada área, pero eso no le quita que esta vez ambos quisieron darle un poco de honor al nombre que lleva este clásico.

La defensa morada quedó en evidencia de diferentes formas, y no solo a balón parado, como expresó Paté en conferencia de prensa.

Ricardo Blanco y Johnny Acosta se vieron muy mal en el golazo de John Jairo Ruiz en el minuto 29, cuando empató el partido 1-1.

Lo bueno para Saprissa fue haber madrugado en dos ocasiones a los florenses, porque en el 48′, apenas cuando calentaba la segunda mitad, David Guzmán le ganó un balón a Aarón Salazar, aprovechando que, por fin, Blanco hizo un centro.

Pero esta vez el Team reaccionó más rápido y como al rival más le duele: pelota quieta. El mal tibaseño le permitió a Salazar reivindicarse para el 2-2 (55′).

A partir de ese momento, los visitantes se volcaron al área de Bryan Segura, quien fue figura y gozó de buena suerte.

Despejó balones, el palo le ayudó ante un disparo de Aubrey David y luego Jimmy Marín le puso el trabajo más sencillo con un remate muy desviado.

Si era por volumen, las cartas estaban del lado morado, pero su rival había sido muy efectivo. Por eso cualquier cosa podía pasar, incluso un penal...

Keyner Brown le cometió falta a Angulo y el goleador Johan Venegas puso sentencia definitivamente.

Síntesis del juego

Herediano (2)

Titulares: Bryan Segura, Aarón Salazar, Keyner Brown, Orlando Galo, Keysher Fuller, Esteban Granados, Rándall Azofeifa, Yeltsin Tejeda, Arturo Campos, John Jairo Ruiz, Yendrick Ruiz. DT Jafet Soto

Cambios: Suhander Zúñiga (Campos, al 45′), Jefferson Brenes (Azofeifa, al 50′), Yael López (Granados, al 50′), Fabrizio Ramírez (Ruiz, al 82′), Berny Burke (Tejeda, al 86′).

Saprissa (3)

Titulares: Aarón Cruz, Johnny Acosta, Aubrey David, Luis Hernández, Ricardo Blanco, David Guzmán, Michael Barrantes, Marvin Angulo, Mariano Torres, Jimmy Marín y Johan Venegas. DT Wálter Centeno

Cambios: Alexander Robinson (Acosta, al 33′), Daniel Colindres (Marín, al 81′), Jonathan Martínez (Hernández, al 81′), Jaylon Hadden (Venegas, al 87′), Jordy Evans (Angulo, al 86′).

Goles: 0-1 (2′): Angulo (Barrantes), 1-1 (29′): John Jairo (-), 1-2 (48′): Guzmán (Blanco), 2-2 (55′): Salazar, 2-3 (84′): Venegas (penal). Árbitro: Hugo Cruz, asistido por Juan Carlos Mora y William Chow.