Daniel Jiménez. 2 junio

Para recordar un Saprissa líder que finalizó dando la vuelta olímpica hay que irse a solo dos torneos en los últimos nueve años.

Con el liderato morado casi en la bolsa, el técnico Wálter Centeno se avoca a lograr lo mismo que Rónald González y Carlos Watson al dominar la temporada siendo el mejor en 22 fechas y también en la fase final.

Ariel Rodríguez marcó doblete en el pasado clásico nacional que le permitió al Saprissa casi que rozar el liderato. Fotografía : John Durán
Ariel Rodríguez marcó doblete en el pasado clásico nacional que le permitió al Saprissa casi que rozar el liderato. Fotografía : John Durán

González lo hizo con el ansiado título 30 en el Verano 2014, mientras Watson lo consiguió en el Invierno 2016.

En el Verano 2015, Verano 2017 y Apertura 2018 terminar en la cima no le alcanzó para celebrar el título al final. En las tres oportunidades, el Herediano bordó una estrella más en su escudo.

Desde el 2011, los tibaseños han levantado cinco títulos y en tres de ellos no necesitó cerrar en la posición de honor.

Por ejemplo, en el Invierno 2014 entró a las semifinales en el cuarto lugar; en el Invierno 2015 en el tercero; y en el Clausura 2018 en el segundo lugar.

En el vestuario son conscientes que realmente son pocos clubes que terminan líderes y quedan campeones, pues como muchos dicen: no es cómo empieza sino como termina.

Para muestra lo que recientemente le sucedió a Alajuelense el certamen pasado, que fue líder, pero perdió la final y la gran final en manos del Team.

Eso sí, Centeno es enfático desde enero: quiere las dos cosas. Lo primero premia la regularidad del equipo y lo segundo sería la copa 35 que se le ha negado en sus dos anteriores torneos.

“Me obsesionan muchas cosas a nivel de primer lugar, a nivel de títulos… Esas son cosas que me hacen vibrar y me hacen estar trabajando continuamente en eso”. Esto lo dijo el 24 de enero de este año.

El Saprissa de Rónald González levantó el título 30. Foto: Rafael Pacheco
El Saprissa de Rónald González levantó el título 30. Foto: Rafael Pacheco

Pero veamos cómo está este Saprissa con relación a los otros que cerraron líderes y terminaron con la medalla de campeón en el pecho.

El Monstruo del 2014 de González terminó la fase regular con un rendimiento del 70%, luego de obtener 46 puntos y conseguir 13 victorias, siete empates y dos triunfos. Además, fue el más goleador (43) y el que menos tantos recibió (18).

Por su parte, el de Watson en el Invierno 2016 cerró la primera etapa con un 74%. Registró 15 victorias, cuatro empates y tres derrotas. También fue el club que más anotaciones marcó (52) y el que menos encajó (19).

Actualmente, el de Centeno, a falta de tres fechas para finalizar la fase regular, tiene un registro del 75%. Cuenta con 13 triunfos, cuatro empates y dos derrotas. Marcha como el segundo club más goleador con 37 tantos, una diana menos que Alajuelense y está empatado con el Herediano como los clubes que menos tantos han recibido (18).

A Centeno y compañía le restan los juegos ante Jicaral y Grecia en casa, así como visitar al ya descendido La U Universitarios.

“Faltan algunos partidos para cerrar esta fase y la meta es conseguir el primer lugar. Sabemos que eso no nos asegura nada, pero nos da confianza y credibilidad”, explicó Michael Barrantes.

Por lo anterior, el vestuario morado está consiente que debe cerrar de buena manera, pues como los protagonistas dicen torneo tras torneo, a partir de las semifinales se juega un torneo aparte, más en un torneo donde la lucha por la clasificación está muy pareja.

Y también hay que tomar en cuenta el factor anímico de los clubes que entran en las últimas instancias, pues por lo general se llenan de motivación.

Las semifinales son una serie de ida y vuelta, al igual que la final. Si el ganador de esa final es un equipo diferente al líder se deberá disputar una gran final para determinar el campeón.