Esteban Valverde. Hace 5 días
Juan Bustos Golobio se encargó de hacer el 3 a 1 para Saprissa sobre Grecia. Fotografía: Rafael Pacheco.
Juan Bustos Golobio se encargó de hacer el 3 a 1 para Saprissa sobre Grecia. Fotografía: Rafael Pacheco.

Saprissa acaricia el liderato, lo tiene en sus manos, lo observa y lo siente, empero todavía no es suyo, aunque ayer ya le colocó una mano encima al vencer a Grecia 3 a 1.

Los tibaseños obligados a ganar luego de la victoria de Alajuelense, el miércoles 5 a 1 sobre la UCR, cumplieron con su deber.

Los morados se aprovecharon de un Municipal Grecia que ingresó al juego dormido, el cuadro de Wálter Paté Centeno regaló un tiempo y al final eso le pasó factura.

En seis minutos ya habían marcado Johan Venegas y Christian Bolaños para los morados, situación que hacía prever que se podía dar una goleada escandalosa.

En la primera parte, los tibaseños dominaron, bailaron a su rival y lo perdonaron porque la inicial pudo terminar 4 a 0, al final los postes y la mala puntería afectaron.

El mal juego griego provocó que en el medio tiempo Paté Centeno regañara a sus pupilos en las cercanías de las graderías del Colleya Fonseca, frente a los seguidores rivales.

“Quiero fútbol, quiero ganas. Si no nos va a ir...”, les mencionaba con el ceño fruncido. La llamada de atención sirvió y el equipo de la provincia de Alajuela fue otro para el complemento.

Los celestes consiguieron ponerse 2 a 1 en el marcador cuando Diego Estrada le sirvió un gran centro a José Mora, el contención envió el balón a besar la red.

Grecia comenzó a ahogar a su contrincante. Un tiro de Jean Carlo Agüero exigió a Kevin Briceño, también Estrada pudo anotar, pero no.

La única salida de los morados para librarse de la presión contraria era una anotación.

Desde el banquillo ingresó Juan Bustos Golobio, quien traía la fórmula para tranquilizar el partido.

El mediocampista agarró una pelota en las cercanías de la media luna griega y con un certero disparo venció al cuidapalos Kevin Ruiz.

Vladimir Quesada cerró sus puños y se abrazó con Víctor Cordero, luego le pidió calma a sus jugadores.

El cierre del encuentro fue tranquilo, los últimos ocho minutos se hicieron aburridos luego de un gran ritmo de la complementaria.

Saprissa defiende el primer puesto y ahora irá a su casa, frente a Carmelita, para teñir la cima por completo de morado. El escenario está dado para que el campeón nacional ingrese a la fase definitoria como el principal favorito para dejarse el Apertura 2018.