Steven Oviedo.   15 octubre
Álvaro Saborío llegó a 10 goles en el Apertura 2019. Foto Prensa San Carlos

El campeón nacional dejó ir dos puntos de oro en su casa al empatar 2-2 con Limón FC, lo que complica su aspiración de dejarse el segundo lugar del Apertura 2019.

Los norteños pueden caer este miércoles al cuarto lugar con victorias del Herediano y Saprissa o ver como se le acercan Santos y Cartaginés; estos dos últimos pueden quedar a tres unidades de los norteños con cuatro jornadas por disputarse.

Luis Marín y compañía tenían claro que el el partido ante los caribeños no iba a ser sencillo, pues Limón ha mejorado en su nivel y resultados. San Carlos tuvo que emplearse a fondo y aún así no sacó los tres puntos.

Parecía que el partido iba a ser muy sencillo para los locales, pues apenas a los ocho minutos de acción se fueron arriba en el marcador. Un centro dejó el balón sin dueño en el área y quedó frente al defensor Álvaro Aguilar, quien no dudó en definir como un centro delantero y con un derechazo mandó la pelota al ángulo para el 1-0.

Con el marcador a favor, a San Carlos le costó llegar de nuevo al marco de Bryan Cordero pese a los grandes esfuerzos de Jairo Arrieta, quien estuvo luchando con los zagueros caribeños todo el partido.

Esa poca presión de San Carlos permitió que Limón Fc fuera creciendo en su juego y al minuto 27 se encontró un tiro libre que cobró Miguel Tercero y halló la cabeza de Jemark Hernández, quien le ganó a Álvaro Saborío para poner el empate provisional.

En la segunda parte, el juego creció en emociones en los dos marcos, pero rápidamente Álvaro Saborío puso el 2-1, luego de que Jairo Arrieta peleara una pelota con dos limonenses y dejara al goleador con el marco de frente.

Saborío la colocó imposible, marcó en el 48′ y llegó a diez goles en el torneo, igualando a Fran Zamora de Guadalupe y a Javon East del Santos en la cima de la tabla de goleadores.

Limón no se dio por vencido en el juego y en el 76′ Josimar Pemberton estuvo a punto de marcar el 2-2, pero una mano salvadora de Marco Madrigal lo impidió.

No obstante, Pemberton no se quedó con las ganas de marcar y un minuto después colocó la pelota de manera sutil entre las piernas de Rudy Dawson, un tiro imposible para Marco Madrigal.

Los últimos minutos del partido han sido de los mejores del campeonato, con opciones claras en ambos marcos y con muchas emociones, pero la más clara fue un tiro cruzado de Álvaro Saborío que se estrelló en el poste a cinco minutos del final.

Luego de este empate, San Carlos visitará este sábado el Estadio Eladio Rosabal Cordero para medirse al Herediano; mientras que Limón tendrá una difícil salida al Estadio Ricardo Saprissa para enfrentar al equipo de Wálter Centeno.