Manuel Baltodano. 15 julio

El efecto de ser campeón nacional se ve reflejado también en la cantidad de aficionados que optaron por ser socios de la Asociación Deportiva San Carlos para el Apertura 2019. A pesar de ser el club con el plan de socios más costoso en la localidad de sol según reveló La Nación hace unas semanas, la afición sancarleña ha sido fiel al club y hoy el 30% de la capacidad total del estadio está reservada para este sector de la afición.

San Carlos se coronó campeón nacional en mayo anterior por primera vez en su historia. Fotografía : Jorge Castillo/La Nación.
San Carlos se coronó campeón nacional en mayo anterior por primera vez en su historia. Fotografía : Jorge Castillo/La Nación.

Kristina Rojas, directora administrativa de los monarcas nacionales, repasó las acciones de la directiva para lograrlo: “Hicimos un estudio de mercado con todo nuestro departamento contable. Tomamos en consideración el IVA que ya entró a regir, vimos cómo estaban otros equipos a nivel nacional e internacional y a partir de ahí, y según las necesidades del equipo y el costo de vida, tomamos la decisión de lanzar estos planes. Obviamente, pensamos en los asociados y en las familias”, expresó Rojas sobre cómo definieron los precios de los distintos planes para asociarse al club.

De acuerdo con la administrativa, el objetivo del equipo campeón es seguir siempre en crecimiento en todas las áreas, lo que incluye aumentar también la cantidad de socios que tenían el semestre anterior.

“Lo primero que hicimos fue numerar todo el estadio, para que así los socios no tengan que buscar dónde sentarse, sino que tienen su lugar fijo durante todo el semestre”.

Además, el equipo habilitó ciertas facilidades de pago, como forma de atraer a más personas a afiliarse al campeón del balompié nacional, con el fin de aminorar el efecto de ser la institución con los planes más honerosos en la localidad de sol.

“Hay planes semestrales y anuales. La idea es amarrar al socio más tiempo en el club y darle una facilidad de pago, porque al pagar seis meses o un año, se le descuenta uno o dos meses, dependiendo del plan en el que esté interesada la persona”, explicó.

Otro de los métodos de pago que implementó el club fue gracias a la compañía de electricidad de la zona, Coopelesca. Así, el socio puede ver reflejado mensualmente el costo del plan en su recibo de energía.

La directora administrativa norteña enfatizó en que la idea era orientar la estrategia de mercadeo al plan “socios campeones”, que incluía rifas entre quienes se inscribieran durante el primer mes y una calcomanía para identificarse como socio de la institución.

“También nos acercamos a empresas y asociaciones solidaristas de la zona y creamos el plan de socios empresariales para que los empleados pudieran accesar a más espacios a un precio menor; entonces, gracias a toda esa dinámica que implementamos hemos podido prácticamente duplicar la cantidad de socios”, concluyó.

Así es como San Carlos ha sacado provecho del éxito deportivo y que este impregne también el área comercial del club en un proyecto que se erige sobre la base del lema “más allá del fútbol”.