Esteban Valverde. 11 junio
Rónald González ahora se centra en un proyecto más social que competitivo. Fotografía: José Díaz.
Rónald González ahora se centra en un proyecto más social que competitivo. Fotografía: José Díaz.

Rónald González encontró un aliado, que de momento se mantiene en el anonimato, para desarrollar un sueño conjunto: invadir los barrios marginales del país y dar una oportunidad a esos talentos que en ocasiones se pierden en medio del hampa, los vicios y la inseguridad.

El extécnico del Saprissa y la Selección Nacional encontró la inspiración que había perdido en los banquillos. Ahora quiere regresar al deporte, pero con un sentido mayor que el competitivo: salvar vidas en la parte social.

González pasará a hacer el gerente deportivo de Sporting San José, equipo que cambió de dueño y ahora es un proyecto social deportivo, no solamente un club de la Liga de Ascenso.

"Hace dos meses se le comenzó a dar forma a todo una vez que nos enteramos que la franquicia de Sporting estaba disponible, yo le planteé la posibilidad a un empresario y se dio la negociación. La idea de un inicio era desarrollar una estructura deportiva para niños en zonas de riesgo patrocinado con el respaldo comercial que este empresario tiene", reveló González.

El exjugador confesó que cumple un sueño propio y de su aliado, porque se le devuelve a la sociedad un poco de lo que ha dado. El Sporting San José nuevo tendrá su base en Pavas y la cancha de Santa Fe será el hogar de la primera academia social.

Esta es la cancha de Santa Fe de Pavas. Fotografía: Municipalidad de San José.
Esta es la cancha de Santa Fe de Pavas. Fotografía: Municipalidad de San José.

La idea de Rónald es ir creciendo y empezar a crear un vínculo directo con comunidades como Rincón Grande, Lomas del Río, Metrópolis 1, Metrópolis 2, Bribri y otros.

“El club de la Liga de Ascenso se mantiene tal cual, el técnico continuará siendo Rándall Raw. Lo único que vamos a hacer es cambiar los dueños y la forma de desarrollo, unido también al plan social. Vamos a arrancar con 140 niños de zonas marginales de Pavas, se las dará entrenamiento y otros elementos que ahora no tienen”, contó.

“Este plan también incluye un grupo para niños o jóvenes con discapacidad y obviamente vamos tanto en masculino como femenino”, pronunció.

Sporting San José ahora brindará uniformes, desayuno, atención psicológica y charlas formativas para los padres de familia.

La sede del club continuará siendo el Estadio Ernesto Rohrmoser; no obstante, la idea es desarrollar a mediano plazo un centro de alto rendimiento como los que tienen Alajuelense y Saprissa.

Espera echar a andar el proyecto en agosto, debido a que para utilizar la cancha de Santa Fe se hicieron todos los trámites respectivos en el Comité Cantonal de Deportes de San José.

“Ellos se han portados muy bien, nosotros estamos muy contentos de trabajar con ellos y son grandes aliados en lo que estamos desarrollando. La verdad es que son una parte primordial para esta nueva faceta del equipo”, reconoció González.

El timonel espera poner todo su conocimiento como entrenador formador, porque tiene amplia experiencia en divisiones menores, para ayudar a salvar talentos que en ocasiones se pierden por no contar con la guía adecuada.

“Queremos chicos de Pavas, Sabana, los Hatillos, Rincón Grande, queremos que estos barrios sean nuestra base. Ahora buscamos identificar a un equipo que tiene una proyección importante con la gente del distrito”, resaltó.

El compromiso del exmundialista de Italia 1990 con el proyecto es total, al punto que se retiraría para volver a dirigir solamente si es en un equipo reconocido, una selección o un chance internacional.

“Al menos en este proyecto soy director deportivo, está establecido que si se tiene una oportunidad para dirigir una selección, un equipo de Primera de renombre que sea algo grande o internacional, ya el dueño sabe que ante una oportunidad voy a valorarlo”, añadió.

Rónald González le entró de lleno a un sueño que aporta más que competir. El estratega, junto a un empresario, se propusieron buscar talentos en zonas marginales y así colaborar con deporte a la sociedad costarricense.