Fanny Tayver Marín. 4 diciembre, 2020
Róger Rojas podría regresar muy pronto al fútbol costarricense. Fotografía: José Cordero
Róger Rojas podría regresar muy pronto al fútbol costarricense. Fotografía: José Cordero

Róger Rojas está a pocos días de quedar libre y ante la pregunta de si podría darse su retorno al fútbol costarricense, el delantero hondureño respondió a La Nación: “Sí, me gustaría volver”.

Él tiene contrato con el Deportes Tolima hasta el 20 de diciembre y eso significa que se acerca el momento en el que debe tomar decisiones para definir su futuro inmediato.

“Sí, me gustaría volver a Costa Rica, con mi familia estamos encantados del país, del trato y pues esperamos poder regresar a tierras ticas”, afirmó el hombre que con goles, astucia para fabricarse las jugadas, carácter y determinación para no dar ninguna bola por perdida, se convirtió en uno de esos extranjeros que se ganó muy pronto a la afición de Liga Deportiva Alajuelense.

En territorio nacional, él recuperó la esencia del gol y si retorna, quiere volver por ese camino.

Ro-Ro es un jugador al que muchos liguistas aún echan de menos. Es común que en redes sociales los manudos hablen de él y expresen su deseo de verlo de vuelta en el club.

Róger Rojas superó la marca de Jerry Palacios y es el hondureño que registra más anotaciones con la Liga. Fotografía: José Cordero
Róger Rojas superó la marca de Jerry Palacios y es el hondureño que registra más anotaciones con la Liga. Fotografía: José Cordero

Con los rojinegros, el catracho vivió el capítulo más fructífero en la red fuera de su país, porque en 68 partidos que defendió la camisa rojinegra, marcó 38 goles y dio 18 asistencias.

Hoy figura como un fuerte candidato para reforzar a San Carlos.

Desde Guápiles, el técnico de Limón, Luis Fallas, dijo que los norteños quieren al catracho y, después, el mismo Jeaustin Campos describió a Rojas como un candidato idóneo para ser contratado por los Toros del Norte.

“Para nadie es un secreto que la versión de Róger Rojas que estuvo en Alajuelense fue muy buena. Se ve que es un tipo trabajador, humilde y que tiene ambición, pese a su edad. Siempre quiere mejorar, y eso para nosotros es fundamental. Tiene gol, conoce el medio y cuenta con experiencia y roce internacional. Lo que nos va a ayudar dentro y fuera del campo para que los chicos sigan creciendo. Ojalá que podamos contar con él y andaríamos buscando un perfil de otro jugador diferente, para tener esa variedad en ataque”, manifestó Campos en la rueda de prensa que ofreció el jueves en Ciudad Quesada.

El técnico norteño dijo que él no se encarga de las negociaciones, pero confía en que sí se pueda concretar el fichaje de Rojas, porque cumple con uno de los perfiles que quiere en su plantel.

¿Qué dice el delantero hondureño? Por todo lo que vivió como manudo y por ese cariño recíproco con el liguismo, de darse un regreso al fútbol nacional, su primera opción se la da a Alajuelense.

Sin embargo, si no entra en los planes de los erizos, escuchará y analizará ofertas, porque el fútbol es su trabajo.

Róger Rojas estuvo poco más de año y medio con Alajuelense. Fotografía: José Cordero
Róger Rojas estuvo poco más de año y medio con Alajuelense. Fotografía: José Cordero

“De los equipos de Costa Rica, yo creo que lo correcto es que la Liga sea mi primera opción, por todo el cariño que me demostraron cuando estuve allí. Sin embargo, tengo que ser realista, porque los delanteros que están en la Liga lo están haciendo muy bien. Además, esto es fútbol y uno tiene que ser profesional y si por A o B razón no se puede, yo como todo profesional tengo que dar siempre el máximo donde Dios nos lleve a mi familia y a mí”, puntualizó Rojas.

Cuando el hondureño aceptó una oferta para irse al fútbol de Azerbaiyán, en agosto de 2019, afirmó que salía bien de la Liga y que dejaba las puertas abiertas, con la expectativa de volver en algún momento, si se presentaba la oportunidad.

En ese momento, el atacante indicó: “La verdad que me ayudó mucho venir a Costa Rica, este paso aquí me abrió muchas puertas, porque me llamaron de varios países, me dio esa vitrina, el fútbol de aquí y los compañeros, estoy muy agradecido con ellos”.

Su paso al fútbol europeo no fue como lo esperaba, porque jugó poco. De Azerbaiyán se marchó a Colombia con Hernán Torres, en una temporada muy atípica por la pandemia.

“Fue un año muy difícil, un año que me dejó muchas lecciones, de las cuales toca aprender, pero me quedo con lo más bello que me ha dado, que es el nacimiento de mi hija Sarah Alejandra”, apuntó el romperredes.

Mientras se acerca el momento de decidir dónde jugará, Rojas estuvo muy pendiente el miércoles de los partidos en la Liga Concacaf.

Le agradó que Alajuelense y Olimpia se clasificaran para la Liga de Campeones, pero también le resulta extraño saber que en los primeros días de enero estarán frente a frente dos de los equipos más importantes de su carrera, en una semifinal que se jugará en el Morera Soto.

Ro-Ro es uno de los mejores extranjeros que han pasado por la Liga en sus 101 años; mientras que es el tercer goleador histórico del Olimpia, con 89 goles, superado por Wílmer Velásquez (196) y Denilson Costa (99).

“Va a ser un partido muy difícil, la verdad me la pusieron complicada, porque a los dos equipos les tengo un gran cariño, así que espero que sea un gran encuentro y que al final gane el que haga mejor las cosas”, apuntó Rojas.

En marzo, él había confesado que le gustaría regresar a Alajuelense y más adelante, retirarse en Olimpia. En ese momento, un aficionado saprissista le dijo que lo esperaba en Tibás.

Ante eso, Ro-Ro señaló: “En este momento decir que no o que sí pues sería un mentiroso. Uno no puede decir de esta agua no he de beber, pero espero que en un futuro la Liga me pueda abrir las puertas. Si no, ¿qué puede hacer uno como jugador profesional? ¿Me voy a retirar del fútbol porque la Liga o el Olimpia no me dan trabajo? Tengo que buscar trabajo y darle de comer a mi familia; pero repito, si me preguntan por cariño y por corazón, siempre está Olimpia y siempre está Alajuelense. Si fuera el caso de que me dicen que no, qué puedo hacer, si quiero seguir jugando, ¿qué hago?”.