Por: Cristian Brenes.   5 septiembre

No perder en el fútbol puede considerarse como un resultado positivo y más aún al aruñar un punto de visitante, pero cuando ya se hace una costumbre igualar y se empatan cinco compromisos al hilo, este resultado deja de ser positivo y se convierte en un verdadero dolor de cabeza.

Que lo diga Cartaginés, que ni con un hombre de más por 46 minutos pudo imponerse a Grecia en el Allen Riggioni y terminó con un 1 a 1 amargo que le ayuda de muy poco y lo deja estancado en la parte media de la tabla del Torneo de Apertura 2018.

El griego Víctor Pérez (izquierda) controla la pelota ante la marca del blanquiazul Paolo Jiménez (derecha), en el juego correspondiente a la fecha ocho del Torneo de Apertura 2018. Fotografía: prensa Cartaginés.

Incluso, los centenarios ya tienen seis seguidos sin celebrar, si se les suma el revés contra Alajuelense en la jornada tres. El equipo de Paulo César Wanchope juega bien al fútbol y tiene una cara completamente distinta a la de los últimos dos campeonatos, sin embargo, los resultados mandan y hasta ahora Chope no los tiene a su favor.

Frente a los griegos el conjunto de la Vieja Metrópoli tuvo la batuta en la etapa incial, mostró su mejor cara y contó con tres oportunidades inmejorables y clarísimas para concretar en los pies del cubano Marcel Hernández, dos veces, y de Paolo Jiménez. Ninguna de ellas terminó en el fondo y ahí iniciaron las complicaciones.

La cartulina roja que recibió Cristian Blanco en el 44’, lejos de perjudicar a los locales terminó por beneficiarlos en el complemento, ante la inoperancia de la visita para hacerse sentir con uno más, acorralar a su oponente y golpearlo.

Wálter Centeno y sus futbolistas sacaron todo el pundonor posible sobre una pésima gramilla, afectada por las lluvias. Grecia armó un bloque compacto y salió con velocidad a la contra cada vez que pudo, poniendo a temblar a Cartaginés en cada embate.

Aunque parezca increíble, los brumosos pasaron del dominio al sufrimiento en toda la segunda parte y su pesar aumentó luego de que José Sossa derribó de forma innecesaria a Víctor Pérez dentro del área y Johan Condega concretó desde el manchón blanco en el 73’.

Todo parecía indicar que los centenarios no se levantarían del golpe, pero al menos reaccionaron para no terminar de rodillas en el barro. El cubano Hernández finalmente envió al fondo un pase preciso de Giovanni Clunie, quien desbordó por la derecha y le dejó la redonda servida a su compañero en el 74’, jugada casi calcada a la que ocurrió en la inicial, aunque con un resultado muy diferente.

La igualdad no se movió más, pese a que los dueños de casa tuvieron para salir con el gane en dos ocasiones. Al final los blanquiazules tuvieron que cerrar filas para al menos sacar un empate, el resultado más frecuente para ellos y que se convirtió en su compañero inseparable.

Cartaginés se acostumbró a igualar y así lo dicen las estadísticas en un certamen en el que se contabilizan nueve igualdades y en seis de ellas estuvieron los de la Vieja Metrópoli.

Síntesis

Grecia: Luis Zamora, Verny Ramírez, Cristian Blanco, Jean Carlo Agüero, Jean Carlo Sánchez, Kenneth Cerdas, Esteban Rodríguez, Johan Condega, Kenneth Dixon, Paulo Pereira y Víctor Pérez. D. T.: Wálter Centeno.

Cambios: Lopsan Balmaceda por Dixon, al 46’. José Mora por Cerdas, al 46’. Harry Rojas por Condega, 81′.

Cartaginés: Darryl Parker, José Sossa, William Quirós, Kevin Fajardo, Luis Pérez, Néstor Monge, Cristopher Núñez, Ronaldo Araya, Paolo Jiménez, Giovanni Clunie y Marcel Hernández. DT: Paulo Wanchope.

Cambios: Manfred Russell por Núñez, al 46’. Jossimar Pemberton por Araya, al 63’.

Goles: 1-0 (72’): Condega (penal). 1-1 (74’): Hernández (Clunie).

Amarillas: V. Pérez (10’), Monge (24’), Sossa (48’), Balmaceda (79’) y Quirós (83’).

Roja: Blanco (44’).

Árbitros: Josué Ugalde con José Montes y Aniceto Solís.