Cristian Brenes. 27 marzo

Poner a cerca de 300 personas de acuerdo en un mismo tema es una tarea compleja, más aún cuando se trata de aceptar una rebaja salarial, pero en momentos de crisis por la pandemia que genera el nuevo coronavirus, fue posible. La Asociación de Jugadores Profesionales (Asojupro) logró enfilar a sus agremiados en una reunión con un especialista en derecho laboral, con al menos tres representantes por club y en tres horas.

Alejandro Sequeira, presidente de Asojupro, conversó con La Nación y reveló los detalles de la negociación. Catalogó el trato con los clubes como justo, ya que “la carga es repartida entre ambos”.

El dirigente reveló que Rodolfo Villalobos, jerarca de la Fedefútbol, fue el mediador, luego de conocer la postura de los equipos se procedió a una reunión con los jugadores para exponer los puntos y aclarar una serie de dudas sobre posibles rebajos de la jornada, suspensiones de contratos y alcances de las leyes. Luego de una discusión prolongada se dio la aprobación.

“Duré tres horas reunido con los miembros de Asojupro y nuestros abogados, entre ellos Luis Sánchez, quien es experto en asuntos laborales, para valorar todos los aspectos. La reunión se realizó con un mínimo de tres referentes de cada equipo, se dieron infinidad de preguntas, porque algunos desconocían las nueves leyes. Hubo grandes preguntas y al final se abrió el espacio para que quien no estuviera de acuerdo lo manifestara, pero más bien se aprobó todo y solicitaron la gestión de Asojupro”, señaló Alejandro.

El presidente de Asojupro Alejandro Sequeira (primero a la izquierda), se encargó de las negociaciones de los futbolistas con los clubes de la Primera División, para llegar a un acuerdo que reduce sus salarios. Fotografía: Asociación de Futbolistas Profesionales de Costa Rica
El presidente de Asojupro Alejandro Sequeira (primero a la izquierda), se encargó de las negociaciones de los futbolistas con los clubes de la Primera División, para llegar a un acuerdo que reduce sus salarios. Fotografía: Asociación de Futbolistas Profesionales de Costa Rica

El nuevo esquema de pagos rige a partir del 15 de marzo. Hasta esa quincena de este mes, los jugadores recibirán el 100% de su sueldo. Luego, aquellos futbolistas cuyo ingreso es igual o menor a ¢500.000, no tendrán ninguna rebaja, mientras que quienes ganan más de esa suma, se les pagará como piso los ¢500.000, sumado a la mitad del resto de su salario.

Así mismo, una vez que se reanude el campeonato, pasarán a recibir el 75% de su salario, en caso de que se permita el ingreso de público, o bien, el 60% si los juegos son a puerta cerrada. La cabeza de Asojupro aplaude la medida y destaca que Costa Rica fue el primer país en realizar algo así, ya que en otros lugares solamente se suspendieron los ligámenes, se dieron rebajos sin diálogo o cada quien negocia por su lado.

”En Costa Rica el jugador de fútbol es un trabajador más, tienen los mismos derechos de todos, cuentan con un salario mínimo y por eso se le puede cumplir con lo que estipulan los contratos. Las leyes nuevas que se aprobaron y los lineamientos que dictó el gobierno hicieron que el acuerdo se agilizara… El acuerdo es solidario y consciente, porque es una crisis que no la provocó ninguna de las dos partes, sino que es una emergencia mundial”, expuso Sequeira.

Alejandro explicó que se tomaron previsiones por si el Torneo de Clausura 2020 llega a suspenderse del todo y se declara desierto. A su parecer, hay estabilidad para sus representados porque todo está claro.

“Uno de los puntos del acuerdo dice que queda a discreción de la Unafut la continuación del campeonato, siempre ligado a las directrices del Ministerio de Salud y sus recomendaciones, así lo aceptamos las dos partes. Como mínimo se dejó la responsabilidad de los patronos (cumplir pagos) hasta el 30 de abril, para aquellos que terminan contrato”. Puntualizó.

Asojupro también intenta llegar a un acuerdo con la Liga de Ascenso, ya que de momento no hay nada estipulado y no se conoce lo que pasará con los futbolistas que militan en esta liga.