Daniel Jiménez.   12 noviembre

Antes era común ver los goles de muy buena factura de Alonso El Mariachi Solís o Wálter Paté Centeno. De fracotiradores como Rónald Gómez o Amado El Lobo Guevara. También cabezazos de Víctor Cordero o Gabriel Badilla en jugadas de balón parado.

Lo que en antaño fue un común denominador del Deportivo Saprissa, le hacía falta al equipo de Wálter Centeno. Se trata de la táctica fija, un recurso que está apareciendo en el cierre de la temporada.

Marvin Angulo es el hombre clave del Monstruo en este tipo de acciones. Foto: Rafael Pacheco

El Monstruo de Paté ya comienza a recuperar esta fórmula que tanto éxito le dio a la institución en el pasado y que marcó todo un sello en el fútbol costarricense.

En el actual campeonato nacional, la S ha anotado en 13 oportunidades por esta vía. Los morados son el equipo más goleador de esta primera fase con 50 tantos y un 26% pertenecen a acciones de balón parado.

En el Apertura 2019, los tibaseños han concretado siete anotaciones por tiros de esquina, tres de tiro libre y tres de penal.

Son Marvin Angulo y Johan Venegas las principales figuras del equipo en este tipo de acciones.

El propio Centeno tiene una explicación del por qué en este torneo sí se siente que el equipo se ha hecho sentir en los cobros.

“Hemos practicado más, hemos tomado más tiempo. La obsesión mía era el volumen de juego. Como era una idea compleja, pues había dejado de lado el balón parado. Por dicha Angulo anda clarito y eso es bueno, porque ahora está en la Selección Nacional”, respondió el entrenador.

Es claro que el ADN de Paté se basa en la posesión de pelota y en la creación de jugadas por medio de asociación, pero el equipo añadió el recurso de la táctica fija en el cierre del torneo, justo cuando se definen los campeonatos.

El propio Centeno aceptó que quizás en su primer certamen con Saprissa se enfocó aún más en que sus dirigidos entendieran su idea y la interiorizaran y no tanto en este tipo de factores.

Y por eso, este semestre le ha dado más énfasis en las prácticas, máxime que como jugador, Centeno fue un referente del equipo en tiros libres y de esquina.

El hombre clave para el equipo en estas jugadas es Angulo. El 10 saprissista ha participado en el 62% de los goles que el Saprissa ha anotado por esta vía en el certamen local.

“Creo que ando fino, aprovechando los tiros libres, he practicado más y me ha ayudado para lo que he estado mostrando. Es una ventaja porque a veces los partidos se ponen muy cerrados y hay que aprovechar eso. Siempre le digo a Manfred (Ugalde) o a Johan (Venegas) que busquen la falta cerca del área porque sé que en cualquier momento puede caer el gol”, expresó el creativo morado.

Su último tanto de buen calibre fue el pasado domingo en el triunfo en Jicaral 2-5. Fue el tercero y se dio por un tiro libre que se coló en el ángulo del portero Jussef Delgado.

“Me imagino que el portero vio el partido contra Olimpia y sabía que iba a adivinar el cobro, pero ya había definido que lo iba a tirar ahí justo en su palo y entró a la perfección. Esto hay que practicarlo y nosotros le estamos poniendo mucha seriedad a este tema", explicó Marvin.

A partir de este momento los equipos quedan más que avisados: Paté quiere recuperar la táctica fija como un tema prioritario en su plantel.

La acción del gol de tiro libre de Marvin Angulo ante Jicaral. Foto: Rafael Pacheco