Steven Oviedo. 21 junio
Cristian Salomón es el entrenador de Escazuceña. Foto de Jorge Castillo
Cristian Salomón es el entrenador de Escazuceña. Foto de Jorge Castillo

Con seis años en el país y en su primera aventura como entrenador de un equipo profesional, el argentino Cristian Salomón está a un paso de lograr el ascenso a la Primera División con el equipo de Escazuceña.

Salomón podría adjudicarse uno de los logros más complicados en el fútbol tico, pues ascender a un club a la máxima categoría en Costa Rica no es un trabajo sencillo.

Este argentino llegó al país en el 2015 de la mano de su gran amigo Marcelo Hugo Herrera, conocido en nuestro país como el Popeye, quien fuera técnico en su momento de Alajuelense, Pérez Zeledón y selecciones menores.

El estratega formó parte de la Federación Costarricense de Fútbol y estuvo como asistente en los Mundiales Sub-17 de Chile en el 2015 e India 2017, así como en el Sub-20 de Corea del Sur. Además, estuvo cerca de clasificar a Costa Rica a la Copa del Mundo de 2019 Sin-17 que se realizó en Brasil.

Cristian Salomón conoció al que se convertiría en su gran amigo en la etapa de ambos como jugadores profesionales.

“En mi ida al club Gimnasia y Tiro de Salta, estábamos en segunda división, ahí jugaba Marcelo, fuimos compañeros por dos años y medio. Ahí entablamos una relación de amistad muy fuerte”, detalló el entrenador de Escazuceña.

Cuando ambos pasan a jugar cerca de la capital de Argentina, Salomón con Lanús y Herrera con el Vélez Sarfield de Carlos Bianchi, siguieron fortaleciendo la relación que terminaría trayendo a Salomón al país años después.

El técnico de Escazuceña confesó que uno de sus primeros entrenadores cuando estaba en las divisiones inferiores de Newell’s Old Boys de Rosario fue nada menos que Marcelo Bielsa, timonel de la selección de Argentina entre 1998 y 2004.

“Marcelo Bielsa da un inicio a un proceso para empezar a formar jugadores con tres años de preparación para llevarlos a la máxima categoría del club. Compartimos equipo y plantilla, somos de la misma edad de Batistuta, fuimos compañeros tres años con Eduardo Berizzo, Mauricio Pochetino, Darío Franco y Abel Balbo, jugadores que tuvieron una carrera muy distinguida”, explicó Salomón.

Esa etapa entre 1988 y 1991 le dejó grandes enseñanzas al estratega que está muy cerca del ascenso.

Empero, la principal de ellas es que Bielsa siempre les hablaba de frente a todos sus jugadores, sin importar el peso de cada uno en el vestuario le decía las cosas como son.Además, en esa época Bielsa ya mostraba sus ideas tácticas que a futuro lo convertirían en un renombrado entrenador.

“Los comienzos con el profe Marcelo fueron todo una novedad, él tenía una modalidad totalmente distinta en aquella época, muy moderna para la época. A todos los que hemos pasado por su mano nos ha dejado una enseñanza muy grande”, añadió el que en su época se desempeñaba como marcador central.

En setiembre del año pasado, Salomón toma las riendas de Escazuceña y desde ese momento el equipo se convirtió en protagonista.

Primero llegaron a semifinales en el Apertura 2019, donde perdieron con Puerto Golfito, y para este certamen forzaron una gran final ante Sporting FC por el boleto a Primera, el cual se definirá este martes a las 2 p. m. en el Cuty Monge de Desamparados.

“Yo soy conocido de Diego Giacone (anterior entrenador), estaba sin trabajo, a Diego lo convoca su hermano para ir a Herediano y él recomienda que yo podía continuar con su trabajo en Escazuceña y ahí empezó el camino”, confesó.

Salomón vive en Costa Rica con su esposa y tres hijos, de los cuales el varón juega con Carmelita, una hija está terminando bachillerato y la otra se graduó y ejerce como profesora de inglés.

Este martes se definirá si Cristian Salomón engrosa la lista de entrenadores que han logrado un ascenso y pasa a formar parte de la primera división.