Fanny Tayver Marín. 29 octubre
Para sacarle provecho a las fortalezas de Jonathan Moya y Álvaro Saborío, la Liga necesita generar centros buenos. El defensa Fernán Faerron se proyecta bien al ataque. Fotografía: John Durán
Para sacarle provecho a las fortalezas de Jonathan Moya y Álvaro Saborío, la Liga necesita generar centros buenos. El defensa Fernán Faerron se proyecta bien al ataque. Fotografía: John Durán

La autocrítica impera en Liga Deportiva Alajuelense. El cuerpo técnico y los mismos jugadores no ponen excusas ni pretextos.

No se escudan en el brote por la covid-19 que los obligó a un periodo de aislamiento para justificar el principal fallo que presentaron el miércoles ante Jicaral, con centros malos que no le daban margen de acción a dos hombres fuertes en el juego aéreo, como Jonathan Moya y Álvaro Saborío.

“Nos está costando el funcionamiento, tras el parón que tuvimos. Debemos ocuparnos nuevamente en retomar nuestra idea y nuestra esencia, para tratar de generar muchas opciones, ser más claros, con más posesión en el último cuarto del campo y resolver o terminar la jugada. Nos ha faltado esto en los últimos dos partidos”, expresó el técnico liguista Andrés Carevic.

Dentro de su análisis, el argentino señala: “Fallamos en la última jugada, en no centrar bien, no rematar bien o terminar de buena manera la jugada. Debemos ocuparnos en retomar nuestro funcionamiento y mejorar para el cierre del torneo”.

La mala puntería en los centros no es algo nuevo en la Liga. Había mejorado sobre la marcha, pero de nuevo, es una urgencia por corregir, máxime cuando viene el clásico.

“Hay trabajos específicos que se hacen constantemente, pero a veces en el partido no tienen esa tranquilidad para poner bien un balón. Trataremos de enfocarnos en detectar si es que vamos muy acelerados y centramos, si estamos bien perfilados, si estamos muy lejos. Hay que analizar de nuevo el partido y ver por qué no podemos poner un balón bien. Es ocuparnos de los centros, pero también de otros aspectos que dejamos de hacer”, recalcó Carevic.

(Video) Jonathan Moya: 'Queremos reivindicarnos y qué mejor escenario que el clásico'

Después de la cuarentena, la Liga registra una derrota y un empate en casa. De seis puntos, los manudos consiguieron uno.

“Sin excusas, nosotros somos un equipo que tenemos que hacerle frente a estos partidos, sabemos que nos faltó ciertas cosas dentro de la cancha”, manifestó Jonathan Moya, quien lamentó que Alajuelense no aprovechara ese hombre de más que tenía.

“Al final, dos jugadas, dos desatenciones de nosotros que nos cuestan dos goles y nosotros al final reaccionamos. Tratamos de ir por los costados, tirar centros, pero no fuimos tan efectivos como queríamos y al final rescatamos ese punto que nos va a ayudar muchísimo en este cierre de torneo”, analizó sobre el empate ante Jicaral.

Moya también dijo que ellos deben identificar como jugadores qué biotipo o qué características hay dentro de la cancha, porque al tener como compañero de ataque a Álvaro Saborío, el juego aéreo era un recurso válido, y para eso, se requiere de centros buenos.

“Creo que nos faltó un poquito eso, identificar si somos dos jugadores de área, encimar un poco más, ir un poco más al ataque, ir por los costados, tirar centros y esas tomas de decisiones no fueron acertadas, no tuvimos tanta profundidad, somos dos jugadores de características iguales y sabemos que el fuerte es el juego aéreo, no lo supimos aprovechar y no tuvimos tantas opciones tan claras”.

Barlon Sequeira es duda para el clásico, pues al final del partido contra Jicaral se aquejaba de un tirón. Fotografía: John Durán
Barlon Sequeira es duda para el clásico, pues al final del partido contra Jicaral se aquejaba de un tirón. Fotografía: John Durán

Moya aclaró que esto tampoco significa echarle la culpa a nadie, porque “aquí se gana, ganamos todos, perdemos, perdemos todos, pero sí algunas tomas de decisiones nos faltó, identificar más el juego, si teníamos que ir por los costados, cuándo ir más por el centro, cuándo jugar filtrado, cuándo ir por las bandas y tirar centros, esas fueron unas cositas que nos faltaron”.

Cuando se le consultó a Moya si la Liga se ha visto así como secuela del parón por los contagios, respondió: “Sí influye, no es excusa, creo que todos equipos hemos pasado por esto, venimos de una seguidilla de partidos importantes, tal vez de ganes y se nos da el parón por casos positivos”.

Además, dijo: “Para nadie es un secreto que la continuidad siempre es importante y ese parón afecta, no estoy hablando solo de la Liga, sino en términos generales, pero tampoco lo podemos poner de excusa. Sabíamos que el retorno de la cuarentena debíamos seguir con la seguidilla, al final, como lo dijeron antes, de seis puntos tenemos uno y hay que hacerle frente”.

La Liga es líder del grupo A con 25 puntos en once presentaciones, con ocho ganes, un empate y dos derrotas.

Su próximo partido será el sábado, a las 8 p. m., en la casa del archirrival, Saprissa.