Juan Diego Villarreal. 30 junio
Juan Carlos Rojas agradeció el esfuerzo de los jugadores, y el grupo administrativo del club, en medio de la crisis de la pandemia. Fotografía: Rafael Pacheco
Juan Carlos Rojas agradeció el esfuerzo de los jugadores, y el grupo administrativo del club, en medio de la crisis de la pandemia. Fotografía: Rafael Pacheco

¿Cómo analiza el campeonato obtenido por el Saprissa frente a su archirrival Alajuelense?

Estos son tiempo inéditos, como es jugar una final, un clásico sin publico. Eso no nos quita el orgullo del trabajo que se hizo. Este es un grupo muy unido, que a pesar de las adversidades y que nadie nos ponía como favoritos, se demostró que este equipo siempre esta para grandes cosas.

¿Qué tan importante fue confiar en el proceso de Wálter Centeno?

Me alegra por los jugadores, por la afición que se quedó en sus casas, por Wáter Centeno, en quien confiamos. Confiamos en su proceso, en su capacidad. Al final campeonizamos, logramos la copa 35 y ratificamos que somos el equipo más grande de este país.

Cuando los resultados no se daban y la afición presionaba, ¿se pensó en sustituir a Centeno?

Llevamos nueve años en esto, nos hemos equivocado, pero hemos sabido tomar las decisiones en los momentos difíciles, en medio de la tormenta. Siempre tratamos de mantener la cabeza fría, tratamos de discernir y analizar cuáles son eran las mejores decisiones. A pesar de las presiones confiamos y ratificamos el proceso de Wálter Centeno, porque sabíamos que eso nos iba a llevar a un título.

¿Cuál es la opinión que hoy le merece Wálter Centeno?

Wálter es un gran saprissista, es un ganador, bien por él.

¿Qué tanto le preocupó el parón y que los jugadores no entrenaran juntos por más de dos meses?

Los jugadores demostraron mucha disciplina y compromiso en esos dos meses que entrenaron en sus casas. No puedo sentirme más que orgullo y agradecido por su esfuerzo y la dedicación, que se vio culminada con el campeonato.

¿Cómo vivió este campeonato tan atípico?

Este es un momento para celebrar, de mucha satisfacción, porque a pesar de estos tiempos tan extraños, este es un oasis, donde podemos tener la frente en alto, debido a que Saprissa está en lo más alto del fútbol nacional.

¿De qué forma se pudo sacar el equipo adelante, en medio de la crisis por la pandemia?

Debo felicitar a la junta directiva. Como presidente soy la cara de la institución, pero hay mucha gente que confía en nuestro trabajo y nos apoya. El staff administrativo realizó un enorme esfuerzo, a pesar que hay problemas financieros. Se trabajó con las uñas, por lo que es gratificante todo el sacrificio que hicimos para finalmente ganar el título.

¿Cuál es su mensaje a la afición?

Es claro que todos los saprissistas se hubiesen tirado a la calle gritando y celebrando en la Fuente de la Hispanidad y otros lugares. Teníamos dos años de no ser campeones y eso es mucho tiempo para nosotros, pero en este instante histórico hay cosas más importantes, tenemos prioridades, como es la salud. Para todo hay un momento, ya vendrán los títulos 36 y 37 donde vamos a tener la oportunidad de celebrar todos juntos.