Steven Oviedo. 26 febrero
El atacante Marcel Hernández (izquierda) y el presidente de Cartaginés Leonardo Vargas (derecha) posaron sobre la gramilla del Fello Meza, tras lograr la renovación del cubano por tres años y medio. Fotografía: Cristian Brenes.
El atacante Marcel Hernández (izquierda) y el presidente de Cartaginés Leonardo Vargas (derecha) posaron sobre la gramilla del Fello Meza, tras lograr la renovación del cubano por tres años y medio. Fotografía: Cristian Brenes.

Leonardo Vargas, presidente del Club Sport Cartaginés, dice tener claro por qué un directivo de su equipo terminó a los golpes con un aficionado en las gradas del estadio Coyella Fonseca de Guadalupe, el sábado.

Vargas no justifica lo que hizo Esteban Loría, al considerar que no es el comportamiento que debe tener un miembro de la junta directiva de un equipo de más de 100 años de existir, pero comprende el motivo por el que se dio la trifulca.

“Fue un momento muy personal de un directivo cuando fue atacado su padre, la honorabilidad de su padre. Usted tiene que defenderse, también uno tiene sangre en las venas. Uno a veces puede aguantar la ofensa personal, pero que le ofendan el hijo o el padre es una cosa muy delicada”, detalló Vargas.

Según el jerarca blanquiazul, los directivos y aficionados del Cartaginés son víctimas de insultos en muchos de los estadios de la Primera División, por lo que a veces es complicado mantener la cordura.

Vargas cree que las aficiones de otros equipos deberían agradecer que la del Cartaginés va a los escenarios rivales, ya que eso genera recursos económicos.

“Es un tema muy delicado, lo que ustedes no ven es la ofensa y agravio que ha sido objeto la afición del Cartaginés y la dirigencia en todos los estadios a los que vamos. Yo como presidente me comporto de una forma diferente, pero hay gente que llega a ofender a la dirigencia y a los aficionados que nos siguen acompañando”, explicó Vargas.

El comportamiento de Loría no es admitido en el Cartaginés, pero según Vargas tienen conocimiento del tipo de persona que es, por lo cual solamente se le pedirá que no vuelva a repetir una conducta de este tipo.

“Él está muy arrepentido, yo hablé con él el mismo día y al día siguiente, estaba un poco alterado por lo que había pasado, pero él es un profesional de un muy buen comportamiento a nivel personal y tiene su familia. Le sucedió y eso le sucede a cualquier persona que se ve atacada, todos tenemos nuestros límites y le vencieron el límite a él”, añadió Vargas.

Según Vargas, gran parte del altercado que se presentó el pasado sábado se debe al periodista de Tigo Sports Josué Quesada, quien al parecer es familiar de la persona con la que tuvo la bronca el directivo brumoso.

“Este muchacho Josué Quesada se ha jactado de ofender al Cartaginés reiteradamente; cuando estaba en Multimedios era reiterado. No podía oír a este muchacho hablar del Cartaginés si no es para hablar de cosas malas, negativas. No sé si el Cartaginés le quedó debiendo algo, el que provoca todo eso es él. A mí me contaron personas muy allegadas qué fue lo que pasó y es él el que provoca la situación. Vea el comportamiento de él como periodista o como profesional al final de esa situación, deja mucho que desear”, dijo Leonardo Vargas.

Y agregó: “Es una situación delicada para nosotros porque siempre somos agredidos los cartagos, a nosotros en lo deportivo es muy fácil agredirnos, pero tenemos que vivir con eso y la única forma de superarlo es algún día consiguiendo el campeonato. Yo no justifico lo que pasó con mi compañero de junta directiva, pero sí lo comprendo, le ofendieron al papá, la honorabilidad de los hombres de Cartago, se dijeron cosas muy groseras, se le fue la mano y hacen reaccionar a las personas”.

La Nación contactó a Josué Quesada para obtener su criterio sobre las declaraciones de Vargas; no obstante, indicó que por políticas de su empresa prefiere no dar declaraciones sobre este tema.