Cristian Brenes. 22 septiembre

Probablemente nadie cree más en el proyecto de Cartaginés que él mismo; y cómo no hacerlo, si invirtió de su propio capital para sacar adelante a un club que iba directo a la quiebra. Tan solo 16 meses después de asumir como presidente, Leonardo Vargas ya habla de conseguir un campeonato y va más allá, al punto de recalcar que “tiene equipo para competir con cualquiera en Costa Rica”.

Unas horas antes de enfrentar a Saprissa en dos juegos cruciales esta semana (miércoles en la fecha tres de reposición y domingo en jornada ocho), el accionista mayoritario de los brumosos recalcó que su proyecto es diferente, ya que hay planificación, se meditan bien las decisiones y hay mucha organización.

Además, cumple con las obligaciones del día a día, no hay atrasos salariales y le dan al área deportiva lo que requiere. De igual forma, considera que conformó una de las mejor planillas de los últimos tiempos en la institución y tiene en Hernán Medford a un técnico ganador, por lo que para él las condiciones están dadas para cortar la racha de 80 años de sequía de títulos.

“Tengo equipo para competir con cualquier otro de Costa Rica y en cualquier cancha. Podemos perder, pero no por no ser competitivos, porque podemos pararnos en cualquier cancha a jugar, no a tirarnos atrás. Contamos con seis o siete jugadores importantes en el ataque, que nos pueden dar mucho. Por qué no soñar, si armamos un buen equipo y otros lo logramos con menos. Si se analiza jugador por jugador del fútbol nacional y se comparan, estamos muy balanceados”, enfatizó el jerarca.

Los blanquiazules perdieron su invicto apenas el fin de semana anterior ante San Carlos (1 a 0). Tras seis partidos disputados, registran un desempeño del 61% y son líderes del grupo B con 11 puntos, uno más que la S (dos partidos menos).

Leonardo Vargas no se pierde un partido de Cartaginés, pese a la pandemia por la covid-19. El dueño de los brumosos sigue cada detalle de lo que ocurre en el equipo y está pendiente de todo. Fotografía: Rafael Pacheco
Leonardo Vargas no se pierde un partido de Cartaginés, pese a la pandemia por la covid-19. El dueño de los brumosos sigue cada detalle de lo que ocurre en el equipo y está pendiente de todo. Fotografía: Rafael Pacheco

Pese a la derrota, los centenarios muestran buen fútbol, su propuesta es ofensiva y cuentan con el mejor promedio anotador del certamen, con un tanto cada 38 minutos (14 festejos en seis presentanciones), seguidos por Alajuelense, con uno cada 39 (16 dardos en siete compromisos).

La ecuación la cierran con Marcel Hernández como líder del proyecto. El cubano es el máximo romperredes del Apertura 2020, con siete dianas y en el club saben que si no lo aprovechan ahora, será difícil sostenerlo para el 2021.

"Este torneo es muy importante, porque tenemos a Marcel y probablemente será difícil seguirlo manteniendo. Igual, vamos hacer el esfuerzo por conservarlo, pero cada vez es más complejo y por eso, hay que aprovechar esta circunstancia... De igual manera, en este mercado trajimos a jugadores importantes para hacer crecer a los jóvenes, hacer un buen grupo y pelear por el campeonato. Si no logro el título en este torneo, en el próximo espero tener un mejor equipo”, señaló Vargas.

Equilibrio financiero

El dirigente no esconde que los problemas financieros no acabaron en el club, todo lo contrario, ya que lidian con deudas previas a su gestión y arreglos de pago importantes, que en parte comprometen un mayor crecimiento. Cumplir con esta carga se hace difícil en medio de la crisis por la covid-19 y así lo aclaró el presidente.

No obstante, hoy en día la institución genera en ingresos el 90% de lo que requiere para su operación y el 10% restante lo cubren el jerarca y sus colaboradores. Esto es un cambio totalmente radical a lo que ocurría en mayo del 2019, cuando Vargas asumió. Para aquel momento Cartaginés apenas ingresaba el 25% de lo que necesitaba para funcionar.

En la actualidad la camiseta brumosa está repleta de marcas, aumentó la publicidad en el Fello Meza y los pagos por los derechos televisivos ya no están comprometidos con anticipación, según contó.

“Lo que genera el club hoy da para cubrir el 90% del día a día, pero también hay que ver que Cartaginés ahora tiene un equipo más caro que hace un año y que hace dos años. Hemos invertido para tener una mejor planilla y mantener a jugadores como Marcel, Jeikel y Saravia. Pensábamos que al clasificar lo recuperaríamos, pero no se dio así, aunque de una u otra forma salimos adelante... Hay situaciones que en esta época se han vuelto muy complicadas, principalmente las deudas anteriores del club, porque se me ha hecho muy difícil manejarlas, aunque ahí las llevo”, finalizó el jerarca.

Si la pandemia permite la presencia de público para el 2021, todo mejoraría, afirmó el máximo accionista blanquiazul.