Cristian Brenes. 19 febrero

Fiel a su estilo, directo, sin tapujos y sin muchos rodeos, el presidente de Cartaginés Leonardo Vargas fue enfático al señalar que lo último que se esperaba a inicios de año era ver a su equipo en la décima posición, a dos puntos del último lugar y en medio de una crisis de seis juegos sin ganar.

Vargas conversó con La Nación y analizó el presente de un equipo que armó para pelear por el título, pero no se encuentra en el Torneo de Clausura 2021. Así mismo, abordó la realidad que vive con el entrenador Hernán Medford y recalcó que le gustan los procesos y espera terminar con él este certamen.

Por ahora es cuidadoso con las medidas que toma, sin embargo, manifestó que “todo tiene un límite” y por lo mismo, futbolistas y cuerpo técnico están bajo análisis continuo.

¿Cómo analiza este presente que vive el Cartaginés?

Es lo menos que esperaba. Jamás pensaba que estaría a dos puntos del último lugar y que incluso podríamos llegar a jugar el partido del domingo ante Alajuelense como coleros (el penúltmo Pérez Zeledón y último Limón juegan sus partidos sábado). Podía imaginar no estar entre los cuatro mejores en algún momento, pero no en el décimo puesto.

”Uno empieza a analizar situaciones, ve que nos han pasado cosas por la covid-19 y otras por las lesiones, pero es parte de todo y no podemos justificarnos en esto. En Cartaginés nos ha faltado enfocarnos más en el trabajo y no estar pensando en lo que está sucediendo. Debemos enfocarnos en sacar esto adelante y vamos a ver qué pasa, porque el domingo necesitamos ganar, no hay de otra.

”No quiero meterle ruido al equipo y tampoco causar una situación incómoda adicional, sino que he tratado de aliviar la situación. Hablé con Medford el lunes, este viernes lo voy a hacer con el equipo y el sábado estaré en el entrenamiento, como lo hago siempre. Les quiero dar a entender que las cosas están normales, pero que no se puede seguir así”.

Ha demostrado ser un dirigente que tiene paciencia con los entrenadores, sin embargo, ¿habló con Hernán Medford y advirtió que debe ganar el domingo o su puesto está en juego?

Lo que pasa es que en el fútbol nacional e internacional siempre le dicen a uno como dirigente que hay que quitar este y hay que quitar aquel. Hoy quisieran quitar a seis o siete jugadores, pero no los puedo quitar. En algún momento se tendrá que tomar alguna decisión fuerte, que es quitar a algún futbolista o ver lo del entrenador, porque sino, no se ve como algo fuerte.

”Nadie ve lo que uno hace adentro y las formas en las que trata de revertir las cosas y mejorar. Medford nos calificó en los últimos dos torneos y entonces, resulta que el año pasado era muy bueno y ahora se volvió malo. Esto no es así, la situación se ve como algo muy radical, pero las cosas no pueden cambiar así. Hernán trabaja con sus formas y aunque no le está alcanzando, hay que ver qué cosas están sucediendo a la par”.

Leonardo Vargas, presidente y accionista mayoritario de Cartaginés, solo ha tenido dos entrenadores desde que asumió el cargo a finales de mayo del 2019. Fotografía: Rafael Pacheco
Leonardo Vargas, presidente y accionista mayoritario de Cartaginés, solo ha tenido dos entrenadores desde que asumió el cargo a finales de mayo del 2019. Fotografía: Rafael Pacheco

¿De qué forma vive lo que sucede en el club?

”Lo que pasa es que uno lo entiende, sabe lo que se está dando y que se pueden revertir todo. Ante esto, uno da un poco más de margen, pero la presión mediática y la afición no te dejan. Me ponen mensajes, me llaman, me contactan entrenadores y me dicen diferentes cosas. Esta gente está esperando que se vaya Hernán para ver quién coge el puesto y no puede ser. Cómo es posible que lo llame a uno un entrenador para decirle diferentes cosas.

”Ahora también resulta que nosotros (dirigentes) no servimos para nada, pero acaso nosotros jugamos. Pensamos que hacemos algo bien llevando a jugadores y manteniendo la planilla. ¿Será que seleccionamos mal? Sin embargo, no escuché a nadie previo al torneo hablando de que fichamos a malos futbolistas”.

¿Del resultado del domingo ante Alajuelense dependerá para que se tomen medidas con técnico y jugadores?

No. Analizaré lo que pase el domingo, pero como que diga que si se llega a perder alguien va a estar fuera, pues la verdad no. El mismo domingo analizaré qué pasó y cómo sucedió. Por ahora no puedo decir que si perdemos voy a despedir a Hernán, porque no. Quisiera terminar el torneo con Hernán.

”Uno ve lo que pasa y hay aspectos muy puntuales. Por ejemplo, contra el Sporting hay una parte técnica y del parado del equipo, pero uno ve los goles y valora que hay aspectos que no son del entrenador, sino que pasa en parte por la falta de concentración de los jugadores y lo que hacen ellos”.

¿A hoy sigue creyendo en Hernán Medford y no valora quitarlo?

Creo en Hernán, en los jugadores, en el resto del cuerpo técnico y en los que estamos en la administración. Creo en el trabajo que estamos haciendo y en el proceso que llevamos, porque lo estamos haciendo bien en todos los niveles. Eso sí, todo tiene un límite, porque si no revertimos las cosas, como dirigencia nos toca ver qué hacemos.

”Hoy en día me preocupa la posición en la que estamos, porque tenemos al último lugar a dos puntos y no me gusta para nada. Sin embargo, vuelvo a ver para arriba y a cuatro unidades está el cuarto lugar”.

Como presidente usted demuestra que va de frente y tiene su carácter y lo mismo pasa con Hernán Medford, ¿cómo se maneja con el técnico en un momento de crisis?

Vamos de frente. Hablo con él, le digo cosas y a como lo ven, Hernán tiene su forma de expresarse y es igual en todo. Dependiendo de qué se toque y cómo se toque es complicado y más en este tipo de situaciones. Igual, siempre priva el respeto, sé mi posición y sé a quién le estoy hablando.

”Algunas personas dicen que no tengo a nadie que le hable a Hernán, pero me alcanzan los dedos de la mano para contar las personas del fútbol nacional que le puedan hablar a Medford y decirle con propiedad si es que se equivoca. Lo que ha ganado como técnico y futbolista lo han logrado pocos”.

¿Nota a Medford con ganas y fuerza para continuar?

El lunes hablamos, se tocaron temas fuertes y yo más bien traté de calmarlo. Le mostré un camino de tranquilidad y seguridad para que trabajara esta semana y se enfocara en el equipo, pero no que pensara que lo iba a quitar el otro lunes.

”Le insistí en que trabaje tranquilo, que es difícil lo que ocurre, pero es parte del campeonato y hay que ver cómo sacamos esto. Si me desespero, llego a gritar y hacer cosas, más bien genero crisis. Lo veo tranquilo, aunque obviamente que es muy pesado lo que está viviendo, porque él es mediático y ganador”.

¿Trata de ser diferente y no cambiar de entrenador en la primera crisis que se topa?

Sí, pero lo que pasa es que nosotros también somos en parte dueños del equipo. Entonces, nosotros no podemos quitar y luego ver quién paga, porque si hacemos una tontería, debemos responsabilizarnos directamente de lo que hicimos. Ya hemos vivido esto con jugadores, porque se han cometido errores que después nos cuestan mucho económicamente. Tal vez con un poco más de tiempo y una forma diferente de actuar, no habríamos sufrido por esto.

Con esta planilla, todos imaginaban a un Cartaginés peleando arriba. ¿Por qué pasa esta crisis?

Por lo mismo digo que es muy difícil, porque hay una buena planilla y uno los ve trabajar bien y están enfocados. Soy de dar más tiempo, aún en la posición en la que estamos, pero dependiendo de lo que pase el domingo, se nos puede venir una situación muy complicada. Hay que esperar un poco, confío en lo que hicimos y esto se nos tiene que dar.