Daniel Jiménez. 25 marzo

La portera Maureen Arroyo recibió el premio que tanto buscó después de trabajar horas extra en los entrenamientos: un gol de tiro libre.

La arquera demostró tener una derecha con mucha potencia y excelente técnica en la ejecución del disparo.

Arroyo es ficha de la Universidad de Costa Rica y este fin de semana concretó una anotación de muy buena factura, en la derrota de su equipo de 6-2 frente a Saprissa.

La portera Maureen Arroyo fue figura en la fecha del fútbol femenino con golazo de tiro libre. Foto: Cortesía.
La portera Maureen Arroyo fue figura en la fecha del fútbol femenino con golazo de tiro libre. Foto: Cortesía.

La portera de 25 años se colocó frente al balón, tomó impulso y disparó fuerte; la pelota superó la barrera y se coló en el ángulo.

“Siempre me ha gustado practicar los tiros libres en los entrenamientos. Me quedo ensayando y recibí la confianza del entrenador (John Jairo Quiñones) para cobrarlo. Yo no sabía que estaba tan lejos del arco, pensé que estaba en el borde del área grande porque ahí es donde siempre practico, pero estaba un poquito lejos, la bola entra de la mejor manera”, comentó Arroyo.

La guardameta registró su segundo gol en Primera División del fútbol femenino, su primer dardo fue de penal.

Desde el 2017 es ficha de la UCR y dice que su gol fue tema de conversación en el camerino.

"Mis compañeros empezaron a felicitarme por el gol, me dijeron que estaban muy contentas por mí. Me molestaron en el camerino, unas sabían que yo hacía estos cobros, otras se sorprendieron", agregó.

Luego de esta anotación, Arroyo recibirá más oportunidad y tendrá vía libre para efectuarlos cada vez que se sienta con confianza y seguridad.

Maureen Arroyo (izquierda), Mauricio Arroyo (centro) y Katherine Arroyo (derecha). Esta fotografía es de los inicios de la guardameta en el fútbol. Foto: Cortesía.
Maureen Arroyo (izquierda), Mauricio Arroyo (centro) y Katherine Arroyo (derecha). Esta fotografía es de los inicios de la guardameta en el fútbol. Foto: Cortesía.

"Los entrenadores me dijeron la mano, un abrazo, me dijeron que ahí estaban los tiros libres, que cuando tuviera la confianza eran todos míos, es algo que yo he ido manejando y practicando, por dicha el sábado salió", agregó.

Maureen inició en el fútbol desde los 10 años, pocas veces no ha jugado como portera, pero a partir de ahora su rol cambiará, pues tendrá más participación con los pies.

“Yo inicié en un equipo de veteranas, había una señora que era portera, cuando ella atajaba, me mandaban a jugar al campo, hacía golcillos, pero estoy en el arco”; concluyó la jugadora.