Steven Oviedo. 10 octubre

Paulo César Wanchope, técnico de Herediano, lamentó quedarse con las manos vacías ante Limón, un juego que valoraba como clave para ponerse a dos puntos del primer lugar. Sin embargo, para el timonel la derrota 3 a 0 está marcada por la expulsión del arquero Daniel Cambronero, en el minuto 21.

Wanchope resaltó que por más que intentaron replantear a nivel táctico, les fue imposible reponerse a la tarjeta roja tan tempranera. El entrenador añadió que Cambronero sabe bien lo que hizo, cometió un error y ya lo conversaron. Ahora les toca intentar reponerse lo más pronto posible.

Paulo César Wanchope no escondió su frustración, luego de la expulsión del arquero Daniel Cambronero, en el duelo en el que Herediano cayó 3 a 0 ante Limón en el Juan Gobán. Limonenses y floresenses repusieron el duelo que tenían pendiente por la fecha 11 del Apertura 2018. Fotografía José Cordero.
Paulo César Wanchope no escondió su frustración, luego de la expulsión del arquero Daniel Cambronero, en el duelo en el que Herediano cayó 3 a 0 ante Limón en el Juan Gobán. Limonenses y floresenses repusieron el duelo que tenían pendiente por la fecha 11 del Apertura 2018. Fotografía José Cordero.

¿Qué análisis hace del partido?

Es complicado emitir un criterio del partido, sobre todo sabiendo que acá es una plaza complicada y quedar con 10 jugadores en el minuto 20 o 23 del primer tiempo se hace difícil manejar el juego. Tratamos de acomodar un poco y cambiar el sistema, para contrarrestar lo que estaba haciendo Limón.

“Felicito a Limón porque hicieron un buen trabajo, nos presionaron y sacaron los tres puntos”.

¿Qué tanto influyó el clima?

Eso no, más influye quedarse con 10 futbolistas, porque es muy complicado. Pese a la posición en la que está Limón, tienen muy buenos jugadores, que tratan muy bien la pelota, son rápidos y agresivos. Jugar con 10 ante cualquiera es complicado.

¿Qué tanto se le puede reclamar a Daniel Cambronero por salir expulsado por dar un golpe?

Es una reacción, somos seres humanos y cometemos errores. Creo que él sabe muy bien lo que hizo. Al medio tiempo dije que eso era pasado y había que luchar con eso. Daniel y todos los jugadores van a entender de que no se puede reaccionar de esa manera. Sin embargo, él ha sido un jugador importante para nosotros, ha tenido excelentes partidos y un error lo tiene cualquiera.

¿Que sensación le deja el arquero suplente Juan Ignacio Alfaro?

Positiva. Siempre es lindo y bueno darles oportunidades a jugadores jóvenes. Pese a la situación, creo que lo hizo bien y mostró seguridad. Ahora tiene la posibilidad de demostrar lo que es. Estuvo esperando, entrenando, con la Selección Nacional y ahora tendrá la posibilidad de defender el arco con nosotros.

¿Cómo plantear el partido que viene ante Grecia?

Todos los juegos son claves a partir de ahora, porque queremos seguir arriba, asegurar clasificación y posteriormente pelear por el primer lugar. Ahora sigue Grecia, ellos juegan buen fútbol y lo que queda es prepararnos bien, alimentarnos de buena forma y descansar adecuadamente.

De visitantes les ha costado mucho, ¿cómo levantar la moral ahora que vienen dos partidos de visitantes?

Creo que hay que hacer un punto y aparte. Sé que el resultado es llamativo y ustedes (prensa) se van a apegar al resultado nada más, pero yo valoro otras cosas. Sé lo que es estar en un partido complicado, jugando con 10 y así no es sencillo. Se perdió y lo que queda es no bajar la cabeza, seguir preparándonos de la manera que lo venimos haciendo y enfrentar el siguiente juego con todas las ganas y la disposición posible.

¿El rearmado después de la expulsión fue el adecuado?

Sí. Lo hemos hecho antes, porque quedamos con 10 jugadores contra la UCR, replanteamos cosas en ese 1 a 1, ahora también lo hicimos. Primero quedamos con un 4-4-1, luego con un 4-3-2, para tratar de ir un poco al frente y que Yendrick Ruiz no quedara tan solo. Sin embargo, Limón hizo muy bien las cosas y tiene jugadores importantes.

¿Evolucionó mucho como técnico en este mismo semestre?

No hay una constancia en el equipo, por razones obvias que ya he explicado. Recién llegué al equipo y cambiar el estilo a medio camino no es fácil. Por lo mismo se da una flexibilidad y uno debe saber adaptarse al grupo. No puedo venir de una y decir que solo de cierta manera vamos a jugar, hay que ser flexible, jugar en largo también, que no es malo. Se le dan las dos posibilidades al equipo, ya sea tratar de tener buena posesión de pelota, salir en corto y cuando no, ir largo.