Manuel Baltodano. 28 julio
Centeno recibió uno de los más fuertes golpes desde que dirige al cuadro morado. Fotografía José Cordero
Centeno recibió uno de los más fuertes golpes desde que dirige al cuadro morado. Fotografía José Cordero

¿Menospreció Saprissa al Santos de Gupápiles?

En ningún momento. Fui enfático con los jugadores. Les dije que este equipo es peligroso, que venía de derrotas, que iba a salir a la cancha con mucha agresividad. Es un equipo que cuando hace un gol, defensivamente lo hacen bien y manejan el partido de una manera diferente. De ahí el resultado. En ningún momento lo menospreciamos.

¿Cómo explica que ganara el miércoles cómodamente ante Pérez Zeledón y que perdieran así ante el Santos?

Son cosas que manejo a lo interno del equipo. Se lo dije a los jugadores en privado. Creo que ya se dieron cuenta de las cosas que les dije sobre el partido. Pero yo voy siempre al frente. El responsable soy yo. El culpable del marcador es Wálter Centeno.

Saprissa puede perder, pero en la forma cómo le pasa por encima el Santos... ¿Por qué un primer tiempo tan parejo y en el segundo de la forma cómo se dio?

Cuando nos hacen el gol estábamos ahí (en un juego parejo) y entramos al segundo tiempo y recibimos un gol a balón parado y los muchachos se me fueron. Se dieron más perdidas de balón y Samtos agarró fuerza, lo supo manejar de buena manera. Por ahí nosotros tuvimos falencias, que ya se las hice ver a los jugadores. Bien ganado, por parte de Santos.

Sus jugadores dicen que creen en la idea de juego, pero hasta dónde el riesgo. ¿Cuál es el límite para ser tan fiel al estilo? ¿Hasta dónde no es mejor tomar decisiones durante el mismo partido?

Es que las decisiones las tomamos. El riesgo siempre está. Tampoco le achaquemos a la defensa este resultado. El tercer gol es un pelotazo que teníamos que quebrar la línea y tirarnos para atrás. Dejamos picar la bola y nos hacen el tanto. En el otro igual. Cuando usted va perdiendo tiene que correr riesgos. Contra Pérez Zeledón corrimos riesgos y ganamos; hoy nos tocó perder.

En las últimas dos visitas a Santos han perdido por marcadores altos. ¿No teme que le hayan tomado la medida a su equipo?

Diay, no. Es virtud del equipo (del Santos). Se han dicho muchas cosas alrededor del riesgo. Estamos en un país acostumbrado a otra cosa. Así jugaba en Grecia... Yo sé que me van a decir que Grecia no es Saprissa. Pero en el momento en que los jugadores empiecen a ganar, les va a dar confianza y dejarán ese momento contra Santos, que es muy reiterativo. Mejor la próxima vez no les hablo de eso y les cuento otra historia.

¿La localía pesa mucho para Saprissa: gana cómo en casa contra Pérez, pero pierde de visita ante San Carlos y Santos?

No. No puede pesar la localía. Esta camisa está acostumbrada a ganar en todo lugar. No puede ser un día sí y otro no. Tenemos que ser constantes.

¿Le falta estatura al Saprissa?

Sabemos de la estatura de nosotros. Tenemos que ser más rápidos para los contactos por el aire, hacer contacto con la segunda bola. Seguirla trabajando. El torneo no es cómo empieza sino cómo termina. Cuando se pierde, el malo es uno, cuando se gana los alaabados son otros. Estoy consciente de lo que se viene, las críticas. Yo las voy a pelear dándole confianza al jugador.

La gente critica a la defensa.

No, no, no. El miércoles ganamos y todos eran una maravilla. Esto es un juego en conjunto. Los defensas saltan, los mediocampistas van por los rebotes... esto es un trabajo de equipo.