Fanny Tayver Marín. 1 septiembre
Jonathan Moya contabiliza cuatro goles con la Liga en este torneo, al igual que Jonathan McDonald. Fotografía: Rafael Pacheco
Jonathan Moya contabiliza cuatro goles con la Liga en este torneo, al igual que Jonathan McDonald. Fotografía: Rafael Pacheco

Mientras Jonathan Moya efectuaba este sábado su última práctica en el Estadio Alejandro Morera Soto previo a lo que será su primer clásico con el uniforme de la Liga, su papá, don Juan Luis, descargaba algunas cosas de un camión en Monteverde, Puntarenas.

El futbolista de 26 años atraviesa un momento importante en su carrera. Desde que llegó a Alajuelense es titular y el viernes recibió el llamado a la Selección Nacional para los fogueos en Asia, debido a la lesión de Joel Campbell.

“Yo lo quiero concentrado en lo de él, que es el fútbol y del resto, con esto del negocio nos encargamos nosotros. Este sábado inauguramos la Taquería Moya acá en Monteverde y estamos en carreras y muy entusiasmados. Él nos puso este negocito para ayudarnos”, comentó don Juan Luis, quien en Santa Elena todos lo llaman por su apellido: Moya.

Contó que como papá se siente muy orgulloso de ver a su hijo realizado, porque goza de la regularidad que siempre quiso.

“Yo estoy muy contento. Lo principal es que a él siempre le ha gustado jugar y gracias a Dios en la Liga le están dando mucha oportunidad, y es que entró con buena suerte, con confianza con los compañeros y el cuerpo técnico, porque le han dado el chance de hacer lo que a él le gusta y de mostrar su fútbol”, mencionó.

Entre risas, don Juan Luis dice que él siempre lo ha apoyado, esté en el equipo en el que esté, pero que ahora no se cambia por nadie.

“Lo que pasa es que siempre he sido seguidor de Alajuelense y siempre había soñado verlo jugar con la Liga. Yo lo que espero para este domingo es que ganemos, que Alajuelense le gane a Saprissa, y le pido mucho a Dios que él anote en este clásico, como todo un profesional, porque en todo momento él se ha portado a la altura y eso me hace sentirme sumamente orgulloso de Jonathan”, afirmó el papá del atacante.

Y agregó: “No es porque sea mi hijo, pero yo lo veo y de verdad que me impresiona. Siempre ha sido muy correcto en todo. Inclusive vea que en el torneo anterior hizo un partido muy profesional con Saprissa, sabiendo que iba para la Liga, y yo lo admiro mucho a él, porque en cuanto a fútbol se refiere, cuando él está con un equipo, defiende esos colores a muerte. Nadie puede decir nada de él”.

Don Juan Luis recordó que el delantero nunca le dijo que estaba en negociaciones con Alajuelense y mucho menos cuando tomó la decisión de darle el sí a Fernando Ocampo.

“Él se lo mantuvo en secreto hasta conmigo, porque él sabe que de la alegría que me iba a dar verlo con la Liga, yo le iba a andar contando a todo el mundo que al fin se me daba mi sueño de ver a mi hijo jugar con el equipo de mis amores. Cuando ya nos contó, yo le dije: ‘Bendito Dios, porque es una nueva oportunidad, un nuevo club, nuevos amigos y más oportunidades’, y al final, todo se dio para bien”.

Jonathan tiene en su poder las entradas para que sus papás vayan al clásico de este domingo. Sin embargo, don Juan Luis cree que él y doña Damaris no podrán asistir al estadio.

“Ahora como vamos a abrir la Taquería Moya este sábado, creo que no vamos a poder ir. Lo vamos a ver en familia, aunque uno sufra más frente al televisor. La fe mía era ir al estadio a verlo, pero también en familia todos disfrutamos el partido”.

Sin embargo, sí le gustaría decidirse a última hora y acudir al Morera Soto, porque después del clásico, el futbolista debe unirse a la Tricolor.

“Esa convocatoria nos dio una alegría enorme. Él llamó a la mamá y le dijo que nos tenía que dar una noticia muy buena. Ella me avisó, de eso que le dijo, pero estábamos en ese suspenso y yo esperé como dos horas. Estaba ocupado con esto del negocio, pero tenía esa incertidumbre dándome vueltas en la cabeza y yo no le preguntaba a la doña, porque tampoco la quería estresar”, relató.

“Luego nos llamó y ya nos contó. Yo le dije que Dios sabe por qué hace las cosas. A uno le da lástima lo de Joel, porque es muy amigo de nosotros también y es una injusticia que se lesione, pero así son las circunstancias de la vida. Él está feliz con la llamada”.

Mientras que Jonathan está concentrado con la Liga para el pulso de este domingo a las 11:05 a. m. ante Saprissa, su papá se alista para que comiencen las ventas en la Taquería Moya.

“Los tacos que hace la doña son famosísimos, pero lo más famoso y lo más rico es el ceviche que hago yo”, acotó.