Fútbol Nacional

Paolo Jiménez fue tentado por Saprissa y Alajuelense pero jamás se atrevió a traicionar a su corazón

Ya en el cierre de su carrera, el volante del Cartaginés repasa su vida y su andadura en el fútbol en el programa LoQueNoSeSabe de La Nación

Paolo Jiménez pudo jugar con Saprissa, también con Alajuelense, de hecho en la época de Benito Floro el brumoso contó con una propuesta atractiva y contundente sobre la mesa, pero al final sintió que no era el momento.

En sus adentros, el volante brumoso se vio tentado por lo que significa estar en la Liga o el Monstruo, no obstante nunca se dejó llevar por el impulso. El deportista por más que le ofrecían comprendió que su corazón es blanquiazul, por lo que con otra camisa no sentiría ese deseo , ambición e ilusión por competir.

El hábil jugador fue protagonista del programa de La Nación, LoQueNoSeSabe, donde dio a conocer sus secretos como deportista y persona.

Por ejemplo, Paolo fue padre muy joven a los 20 años, y aunque con su esposa siempre imaginó tener dos pequeños seguidos, lo cierto es que la experiencia como padres primerizos los hizo esperar hasta 15 años después para ser padres nuevamente, ahora tienen un bebé de 21 días: Lautaro.

El brumoso también recordó sus anécdotas como legionario en el Nacional Potosí de Bolivia, donde estuvo los últimos años y le tocó enfrentar la pandemia.

Paolo se acostumbró a correr a las 4 a. m. todos los días para mantener la forma, de esta forma conseguía no aglomerarse con otras personas y además evitar las estrictas restricciones sanitarias que se impusieron.

También contó que en el país suramericano muchas veces le tocó viajar más de 10 horas en autobús, porque el tráfico aéreo estaba cerrado, pero el torneo continuaba desarrollándose, por lo que la única forma de trasladarse era vía terrestre.

Otros episodios:

Esteban Valverde

Esteban Valverde

Periodista en la sección de Deportes de La Nación. Licenciado en Periodismo Social en la Universidad Internacional de las Américas. Escribe sobre legionarios.