Fiorella Masís. 16 octubre, 2018

De Cartaginés se habla más de una afición fiel ante las desilusiones y de un equipo que hace relativamente poco tuvo la posibilidad de acabar con años de sufrimiento.

Muchos de esos momentos los marcó una generación que con bastantes cambios, mantuvo una base recordada y de la que hoy solo se mantiene Paolo Jiménez.

Paolo Jiménez celebra un gol ante Carmelita, en la fecha 12 del torneo. Foto: Rafael Pacheco
Paolo Jiménez celebra un gol ante Carmelita, en la fecha 12 del torneo. Foto: Rafael Pacheco

El volante compartió camerino con Carlos Johnson, José Villalobos Chan, Rándall Brenes, Danny Fonseca. Un poco más atrás vivió la generación con la que muchos brumosos soñaron y lloraron, compuesta por algunos nombres como Claudio Ciccia, Roy Miller, Wardy Alfaro, José Pollo Brenes y Esteban Granados, entre otros.

Ha visto ir y venir jugadores, entrenadores, dirigentes y muchas historias. Vio y vivió lágrimas de felicidad por salvar la categoría, por acariciar el título y perderlo en 2013.

Probablemente ese año es el más doloroso para los brumosos. Ahí estuvo con otros jugadores importantes como Luis Torres, Esteban Sirias, Chan, Fonseca, Chiqui, Lezcano...

Paolo Jiménez disfruta de su buen momento con Cartaginés

La mayoría de la carrera la hizo con el equipo de su provincia. Solo partió a Brujas en un periodo de dos años y ahí fue campeón, un recuerdo que muchos brumosos vieron como traición.

Pero lo cierto es que ese episodio no lo marcó para dejar de ser uno de los futbolistas más regulares con el Cartaginés y normalmente protagonista, como sucede actualmente.

Es el máximo asistidor de su club, con siete pases a gol. Vive algo así como un segundo aire, aunque ya ha tenido muchos.

“Es un honor, un orgullo haber estado a la par de grandes jugadores y ahora poder externar mi experiencia y vivencias a los más jóvenes”.

El futbolista con voz de mando y experiencia en el camerino blanquiazul tiene muy claro cómo llegó su debut, sobre todo por lo que sucedió días antes, en un juego que nadie olvida.

Jiménez vio desde su casa el polémico juego ante Alajuelense, en 2003, cuando el árbitro Henry Bejarano expulsó a cinco brumosos y el partido no pudo continuar por reglamento.

Actualmente es el quinto futbolista con más partidos en Cartaginés (325) y a cuatro de convertirse en el tercero, según una nota publicada días atrás por el equipo. Lo superan Danny Fonseca (656), Leonel Hernández (360), Miguel Calvo (329) y Marco Tulio Hidalgo (329).

“Dios me ayuda a no tener lesiones, eso es fundamental para que un jugador pueda o no seguir adelante. La experiencia me ayuda a saber las deficiencias y maximizar las fortalezas y tomar mejores decisiones en cancha”, comentó.

Colaboró el periodista Cristian Brenes.