Esteban Valverde. 30 enero
Osvaldo Rodríguez muestra la camisa de San Carlos. Fotografía: Facebook de San Carlos.
Osvaldo Rodríguez muestra la camisa de San Carlos. Fotografía: Facebook de San Carlos.

Osvaldo Rodríguez fue la contratación con la que San Carlos sorprendió en la última semana de fichajes. El futbolista, volante oriundo de Guápiles, vivió un mercado de piernas intensó porque iba para Herediano, pero terminó en los Toros del Norte.

A Rodríguez se le vencía el contrato con el Santos en mayo, por lo que podía negociar con quien quisiera a partir de enero; no obstante, en Guápiles tenían un preacuerdo para dejarse al jugador por dos años más.

Sin embargo, el gerente general del Herediano, Jafet Soto, se interesó en el mediocampista, por lo que Rodríguez no descartó la posibilidad de ir al Team.

“Como presidente del Santos recibí una llamada de Jafet Soto para decirme que quería a Osvaldo prestado, pero yo ya sabía que él había buscado al jugador porque terminaba contrato en mayo con nosotros, en ese momento Osvaldo me externa la posibilidad y yo le digo: 'tranquilo, yo no lo voy a bloquear”, declaró Rafael Ángel Arias, jerarca guapileño.

La cabeza santista quedó de reunirse con Soto; cuando ya Arias se alistaba para dirigirse a San José para la conversación y llegar a un acuerdo, el florense volvió a llamar y le externó que irían por Yeltsin Tejeda, por lo que descartaban a Rodríguez.

Dos días después apareció el equipo que se dejaría en definitiva al exjugador de Alajuelense: San Carlos.

Los norteños ni siquiera se pusieron en contacto con los santistas, todo lo hicieron por medio del agente José Luis Rodríguez.

"Todo se dio por medio de él, me dijo montos, analizamos con la dirección deportiva y decidimos traerlo", contó Luis Carlos Chacón, director ejecutivo sancarleño.

En el Santos sorprendió la prontitud con la que se resolvió la negociación.

“Fue muy ágil la cosa, es más, le voy a contar, ya hasta me pagaron. Todo se hizo de una vez, sin esperar nada, el jugador se reportó con ellos a las 7 a. m. y yo tenía el dinero en la cuenta del club el mismo día”, dijo.

La última vez que el Santos vivió una situación así fue en 2006, cuando Aquil Alí compró la ficha de Andy Herron.

“Para mi sorpresa me dijeron en San Carlos que en menos de 24 horas estaba todo listo, Osvaldo me dice: ‘Me van a dar lo que habíamos hablado’. Luego reviso y estaba depositado en la cuenta de nosotros, completo, el monto de la transferencia”, dijo.

Un abrazo entre el jugador y el presidente cerró el pase, seguidamente Arias le hizo saber a Rodríguez que las puertas del club quedan abiertas: ‘Acá es su casa y volverá en algún momento’, le dijo.

Así se dio la transferencia de Osvaldo Rodríguez, un jugador que iba para Herediano pero terminó en San Carlos.