Lejos de la euforia por el gran empate contra el Cruz Azul, Machillo se mostró satisfecho por la dificultad que supuso rescatar el valioso punto.

Por: German Matamoros S. 5 agosto, 2014

Redacción

El alajuelense Johnny Acosta va en la disputa del balón con Aníbal Zurdo, del Cruz Azul.
El alajuelense Johnny Acosta va en la disputa del balón con Aníbal Zurdo, del Cruz Azul.

Óscar Ramírez se mostró muy satisfecho por el gran empate que sacó Alajuelense en casa de Cruz Azul, 1-1, pero sin llevar su alegría a extremos.

Machillo fue cauto y advirtió que a su equipo aún le falta tanto en lo físico como en lo futbolístico.

"Contento con los muchachos, gran esfuerzo. Por momentos fue buen fútbol, en otros fue orden. Por último aguntar un cierre que aquí siempre es complicado", dijo Ramírez.

Fiel a su estilo, no quiso aumentar la euforia.

"Cruz Azul era difícil, tiene buen manejo de balón pero le planteamos para controlar y hacer daño. Tuvimos oportunidades y ellos las tuvieron. En el primer tiempo fue importante el tema de la posesión, aunque creo que pudimos dar un poco más, porque fallamos en lo físico", detalló.

Ramírez confía en que Alajuelense buscará la clasificación, pero no se olvida que tienen que sobrepasar en la vuelta a la Máquina y al Chorrillo de Panamá.

"Sabemos que nos toca recibir al Cruz Azul y va a ser muy difícil. También tenemos que respetar al Chorillo. Es un objetivo, pero vamos tranquilos. Recordemos que en Panamá ha sido complicado. Lo de hoy es un buen resultado, pero tenemos que saber manejarlo".

*Con base en declaraciones dadas a Radio Columbia.