Estratega mencionó que el cetro se consiguió con trabajo y esfuerzo en la cancha

 22 diciembre, 2013

Redacción

Óscar Ramírez, ténico de Alajuelense.
Óscar Ramírez, ténico de Alajuelense.

Ser verdugo de Herediano en finales no es fácil y el técnico de Alajuelense, Óscar Ramírez, aseguró que la experiencia manuda pesó en la final.

“Fue un partido muy cerrado, donde tuvimos mucha experiencia. Cuando un grupo siente y quiere cosas se llega largo”, dijo el estratega.

Ramírez destacó la labor del equipo y aseguró que se basan en “hombres y no en nombres”.

Sobre el primer juego de la final en el estadio Alejandro Morera Soto, el timonel rojinegro destacó que “intentamos sacar la ventaja”.

Además, “Machillo” manifestó que este semestre fue “perfecto” por lograr el título y poder avanzar en la Concachampions.

“El club arrancó con todo y se metió a Concachampions, fuimos muy criticados, esto fue tremendo”, concluyó.