José Pablo Alfaro Rojas. 13 julio
Bryan Ruiz, capitán de la 'Sele'. Fotografía: Rafael Pacheco.
Bryan Ruiz, capitán de la 'Sele'. Fotografía: Rafael Pacheco.

Basta con revisar la planilla actual de Saprissa, Herediano y Alajuelense para comprender cuál es el equipo que debería hacer un esfuerzo extra para fichar a Bryan Ruiz.

Puede que todos lo quieran en su plantel por su trayectoria y calidad individual, pero quizás es importante preguntarse: ¿a cuál club le urge firmar a Ruiz en la actual coyuntura y por qué?

Ruiz es un futbolista respetado y con dotes de líder. A pesar de ser un tipo callado, en Selección nadie se atreve a cerrarle la puerta justamente por el papel que cumple dentro del vestuario.

Es un jugador que toma decisiones y asume responsabilidades. Cuando jugó mal y no pesó, lo dijo y dio la cara.

En lo futbolístico tiene más de un año sin disputar un partido, lo que hace evidente el hecho de que necesita ritmo y minutos. A sus 34 años, debe buscar un club que le pueda garantizar estabilidad en cancha.

Cuando acumule partidos (necesitará al menos una vuelta de torneo), podrá convertirse en un futbolista importante, a partir de su calidad innata; tiene gol, pase a profundidad, desequilibrio y visión panorámica, características que no se pierden con el paso del tiempo, contrario a otras como la velocidad o la resistencia, por ejemplo.

Con ritmo, Bryan podría ser valioso para una fase decisiva. Probablemente no muestre su mejor versión en sus primeros partidos, pero en la recta final del torneo puede que esté preparado para asumir un rol protagónico.

Es sencillo. Saprissa tiene sus líderes de peso y jugadores con influencia que ya hicieron al equipo campeón. Adicionalmente, reforzó su aparato ofensivo con Jimmy Marín y Daniel Colindres, dos futbolistas que llegan a reforzar el basto arsenal de ataque, en el que aparecen Christian Bolaños, Mariano Torres y Johan Venegas.

Entre tanta competencia, es difícil brindarle continuidad y estabilidad a un futbolista que suma un año sin jugar.

Herediano también posee referentes con marcado protagonismo en el club. Rándall Azofeifa, Esteban Granados y Yendrick Ruiz complementan un grupo muy homogéneo, en el que hay jóvenes con enorme potencial individual como Gerson Torres, Bryan Rojas, Fabrizio Ramírez, Berny Burke, Suhander Zúñiga y Anthony Contreras.

Adicionalmente, se sumaron otros futbolistas importantes como Jonathan McDonald y Arturo Campos.

La respuesta es evidente: al club que le urge fichar a Ruiz es a la Liga, que necesita justamente nuevos liderazgos, desequilibrio y experiencia, pero por sobre todo un futbolista que sea influyente en la recta final.

Puede que a la Liga le alcance con su actual plantel para clasificar a la etapa de muerte súbita, como sucedió en los dos últimos torneos, pero es en las fases finales en donde necesita de un jugador capaz de asumir mayor influencia.

Se podría decir que Alajuelense tendría la posibilidad de brindarle a Ruiz el rodaje que necesita en la primera vuelta con tal de ‘ganar’ un jugador con verdadero peso en la ronda decisiva.

Un ‘sacrificio’ que le serviría al club y al futbolista.

Adicionalmente, Alajuelense se deshizo de Jonathan McDonald, una de las piezas más caras del equipo, por lo que tiene espacio en su presupuesto para contratar a una figura de peso.

El propio Fernando Ocampo reconoció que a la Liga le faltaban dos fichajes fuertes.