Franklin González , Rodolfo Martín. 21 febrero
Ricardo Allen es el nuevo técnico de Limón F.C. Fotografía: Rodolfo Martín.
Ricardo Allen es el nuevo técnico de Limón F.C. Fotografía: Rodolfo Martín.

Fue un inicio de torneo tranquilo para la Tromba del Caribe. Cuando se jugaba la fecha ocho miraba de lejos el sótano de la tabla acumulada.

Todo cambió en solo tres jornadas, después de perder frente a la 'U' (1-2), Pérez Zeledón (3-0) y Grecia (0-2).

A los malos resultados conseguidos se suma el crecimiento de la Universidad de Costa Rica, el colero del certamen. Hoy Limón está a solo siete puntos del plantel académico y a dos del penúltimo, Carmelita.

Ahora el equipo caribeño enfrentará al Saprissa el próximo sábado con nuevo entrenador y, al menos, un aliciente para tratar de levantarse: No pierde contra los morados en el estadio Juan Gobán desde el torneo de Verano 2016.

“Ya todo mundo sabe que admiro la idea de Wálter Centeno. Es una persona que se atreve a copiar a los grandes equipos y eso a la gente tal vez le estorba un poco su manera. Nosotros vamos a hacer un buen juego, abierto. Esperamos que Limón pueda salir con la victoria”, afirmó el estratega elegido, Ricardo Allen.

A Allen lo nombraron como director técnico del club para lo que resta del actual certamen, en el que se juegan la permanencia en Primera.

Fue asistente de Marvin Solano y ya había cumplido un rol de técnico interino cuando destituyeron al anterior estratega, Horacio Esquivel.

En este periodo registró tres derrotas y una victoria.

“Conocemos lo que le gusta a Wálter Centeno, la buena posesión de balón. Es algo que Limón practicó durante buen tiempo. Vamos a ver a dos equipos que saben jugar", agregó Allen.

“Soy un entrenador abierto, al que le gusta enseñar, apasionado. De lo que he podido absorber en el fútbol con otros entrenadores me quedaron muchas cosas y eso es lo que quiero implementar. Principalmente la disciplina e intensidad en el juego”, analizó Allen.

El presente. La crisis deportiva de Limón tuvo sus consecuencias. Solano renunció al equipo luego de la derrota contra la UCR en el Juan Gobán. El técnico aseguró que no abandonaba el barco. Atribuyó su decisión a un tema personal y aprovechó para agradecer el buen trato que le brindó el presidente del club, Denis Viveros.

Solano cree que Limón todavía se encuentra en una posición cómoda y no debería de preocupase por el descenso. Resaltó la calidad del vestuario e insiste en que hay capacidad dentro del club para retomar la victoria en las siguientes jornadas.

“Siete puntos aún es mucha ventaja. En ocasiones nos faltó suerte, en muchos partidos casi todos nuestros disparos iban al poste. Limón tiene los jugadores para salir de estas posiciones, vienen semanas largas para mejorar", agregó.

Kareem McLean es una de las piezas de experiencia de Limón. En la imagen pelea la pelota en las alturas con Aubrey David. Fotografía: John Durán.
Kareem McLean es una de las piezas de experiencia de Limón. En la imagen pelea la pelota en las alturas con Aubrey David. Fotografía: John Durán.

Nada parece sencillo en el club del caribe hoy en día. El conjunto verde y blanco se vio inmiscuido en una polémica luego de que su presidente, Denis Viveros, declaró en el sitio Limón Hoy que dos de sus jugadores, Jefferson Brenes y Keyder Bernard, estaban en negociaciones con el Herediano sin que el club se enterara previamente.

Al mismo tiempo, Viveros afirmó haber separado a Brenes del primer equipo. Es decir, no jugará más, pero aún pertenece al plantel. Esta decisión la tomó porque cree que el volante traicionó a la dirigencia del club.

En el caso de Bernard, el jerarca es un poco más abierto, pues dice que lo dejaría partir a Herediano siempre y cuando los florenses le aseguren una ayuda económica a la hija y a la compañera del futbolista. También añadió que deben garantizarle que lo pondrán a jugar y, “no lo van a quemar”.

El presidente limonense también enfatizó en que se darán más separaciones en el plantel, ya que hay cuatro jugadores que considera “manzanas podridas”.

Pese a la gravedad de la situación, Allen afirma que no desestabiliza al plantel en la lucha por evitar el descenso.

“De ese tema me estoy empapando hasta ahorita, son muy buenos jugadores, jóvenes. Creo que el señor presidente tratará de hacer lo mejor. Al grupo ya le pedí compromiso, les dije que nos encarguemos del mal momento. Estamos metiendo bastante dinámica”, acotó.