Esteban Valverde. 24 marzo
Aficionados de Limón en el Estadio Juan Gobán, durante el partido ante Alajuelense. Foto Alonso Tenorio
Aficionados de Limón en el Estadio Juan Gobán, durante el partido ante Alajuelense. Foto Alonso Tenorio

Limón FC es uno de los equipos, económicamente, débiles de la Primera División. Constantemente se habla de atrasos salariales en la institución caribeña y sin duda, con la coyuntura actual del país por la crisis ante la llegada del nuevo coronavirus, la situación se puede complicar aún más.

Reynald Parks, gerente general de los limonenses, explicó que la situación es compleja; sin embargo, desde la parte administrativa hacen todos los esfuerzos para conseguir no fallar quincena a quincena.

La misión de los verdiblancos es que en las casas de los jugadores no falte el sustento, pese a que son conscientes que el golpe que se avecina para la industria futbolera es muy fuerte.

"Ahorita está todo en stand by, desde las oficinas nadie trabaja. Nosotros lo que estamos haciendo es tener conversaciones con los patrocinadores para buscar que sigan apoyando, hemos tenido apoyo solidario, pero somos conscientes que la situación de las empresas también tiende a no ser la mejor", afirmó.

El primer golpe de Limón es que no ha recibido taquillas, como el resto de escuadras de la máxima categoría. Para Parks lo primero es ver cómo reponen ese faltante.

“Tenemos que ver cómo hacemos, la taquilla representa un rubro importante. Para los equipos pequeños es muy difícil afrontar esto porque no tenemos guardada plata, porque se nos complica salir mes a mes sin esto, imagínese ahora. Nosotros debemos ingeniarnos cosas, básicamente estamos trabajando en eso para salir este mes”, confesó.

Al consultarle si Limón tiene con qué salir al menos de las quincenas de abril y cuánto tiempo más se puede sostener sin acción en los terrenos de juego, el dirigente no se atrevió a dar un panorama.

Para el gerente, todo dependerá de los acuerdos que consigan con patrocinadores para mantener el apoyo pese a la inactividad.

“No sabría decirle, porque no sabemos cuánto durará esto, si un mes o dos meses. Lo que es claro es que nosotros necesitamos el apoyo de la televisora, patrocinadores para subsistir. De momento vamos a intentar salir adelante de abril y en mayo veremos lo que venga”, enfatizó.

De momento, Limón lo que está viviendo es el problema que tenía presupuestado, enfrentar en mayo, cuando acabara su participación en el Clausura 2020.

"Esto es como que se nos vino antes de lo previsto el final del torneo y estamos en esa fase de qué hacer, pero ahora es más incierto porque es un periodo que no sabemos hasta dónde llegará", finalizó.

El director técnico del club, Luis Fallas, recalcó que hay una evidente preocupación por el sombrío futuro, pero de momento solo queda continuar con la preparación física y esperar a ver qué sucede.

"No se esconde la dificultad que viene. Limón es de los más débiles, ya esa parte no la manejo yo, pero evidentemente hay que ver cuáles son las estrategias que enfrentarán todos para evitar un problema mayor", declaró.

El golpe del covid-19 llega en un momento donde se comenzaba a ver la estabilidad, según el propio estratega.

“La dirigencia había logrado nivelar los atrasos y prácticamente ya no había, pero al final pues esto sucede. Sí le puedo decir que de la última quincena se sale esta semana y eso es importante para la estabilidad mental de los jugadores”, agregó.