El técnico costarricense y sus dirigidos fueron recibidos como héroes en suelo nicaragüense

Por: Daniel Jiménez 6 septiembre, 2015
Pantalla completa Reproducir
1 de 12

El técnico Henry Duarte y la Selección de Nicaragua no despierta de su sueño luego de lograr la victoria más significativa en la historia de su país, al derrotar a Jamaica 2-3 el pasado viernes en las eliminatorias mundialistas.

El recibimiento desató la euforia del pueblo nicaragüense que se tiró a la calle para recibir a su selección en medio de una verdadera fiesta con caravana, música, gritos y gran algarabía.

Los seguidores se mantuvieron atentos al arribo de los jugadores para saludarlos y tomarse fotografías con ellos.

El primero en tomar la palabra fue Duarte, quien agradeció el magnífico recibimiento por parte del pueblo pinolero.

“Me alegra mucho este recibimiento que le hicieron a estos muchachos, creo que se lo merecen, han dado su máximo esfuerzo en la cancha, consiguiendo un resultado histórico, ganando en una cancha sumamente complicada en la que pocas selecciones han logrado una victoria. Cuando uno representa a un país tiene que dar lo mejor, este recibimiento sé que motiva a los muchachos”, comentó Duarte en declaraciones replicadas por El Nuevo Diario.

Acto seguido Luis Galeano aseguró estar sorprendido por cómo les hicieron sentir los aficionados pinoleros.

"Es lindo llegar y ver el apoyo de las personas, hay que seguir soñando, necesitamos que la afición llegue el próximo martes para lograr la clasificación”, agregó Galeano.

Por su parte, Manuel Rosas, quien anotó el primer gol del encuentro, manifestó que aún faltan 90 minutos para poder hacer realidad el sueño que hoy viven en Nicaragua.

"El resultado que obtuvimos es algo que nos invita a creer aún más, pero todavía nada ha terminado, tenemos que celebrar cuando ya realmente tengamos el pase concretado hacia la siguiente ronda. Gracias por el apoyo”, añadió.

Los dirigidos por Duarte se enfrentarán este martes a Jamaica a las 7: 30 p. m. en el Estadio Nacional con un 2-3 a favor.

En caso de sellar su clasificación a las cuadrangulares de Concacaf, el combinado azul y blanco integrará el grupo de Costa Rica, Panamá y el ganador de la serie entre Haití y Granada, que está 3-1 a favor de los haitianos.