Fiorella Montoya. 20 junio
Diana Sáenz disputa el balón con la capitana morada, Daniela Cruz. Dos de las jugadoras más experimentadas en ambos clubes. Foto de Jorge Castillo
Diana Sáenz disputa el balón con la capitana morada, Daniela Cruz. Dos de las jugadoras más experimentadas en ambos clubes. Foto de Jorge Castillo

La rivalidad más grande del fútbol femenino quedará plasmada una vez más en una final del torneo nacional. Durante cinco años seguidos, Moravia y Saprissa han sido los equipos que disputan las últimas instancias y esta vez no será la excepción.

Luego de un empate 1-1 en la Cueva, el pasado domingo, ambos deberán buscar la victoria en el estadio Colleya Fonseca, sede de Moravia, este sábado a las 8 p. m.

No por algo son los equipos finalistas o los más ganadores en la historia del balompié nacional, ya que mientras Moravia tiene a la defensa menos batida del torneo, Saprissa cuenta con una de las goleadoras del campeonato María Paula Salas, quien ya les hizo daño.

Ahora, el Colleya Fonseca será el próximo escenario, luego de una semana larga los equipos buscarán corregir errores del juego pasado.

“Nos toca a nosotros cerrar y esperar a ver cómo manejamos el partido para terminar con la cereza en el pastel. Hay que ganar para ser campeones y vamos con esa consigna, y tal vez ser un poquito más fuertes en balón parado y en la posesión de balón", mencionó Bernal Castillo técnico de AD Moravia.

Y es que de esta manera fue que llegó la anotación de las moravianas luego de un cobro de tiro libre, Diana Araya anotó de cabeza su primer tanto en un clásico y ahora el positivismo invade al conjunto que será casa el próximo sábado buscando el campeonato y mantener intacto su invicto.

“Me alegró ayudarle al equipo, es una anotación muy importante. No hicimos un mal partido pero podemos dar más, ahora vamos a trabajar y demostrar lo que hemos hecho en este torneo, tenemos ganas de salir a ganar y vamos a ser campeonas”, dijo Araya luego del encuentro.

Sin embargo, del otro lado tienen a las actuales campeonas y al equipo más victorioso de la liga femenina nacional, es decir, saben que lo que se juega en una final.

“Yo creo que sabemos a lo que vamos a jugar, es una final y ninguno de los dos quiere regalar nada y somos conscientes, vamos a mejorar y Dios quiera nos vaya bien”, agregó Gloriana Villalobos, a quien no le resulta desconocido jugar finales tras ganar una recientemente con su equipo en la liga estadounidense.

La anotadora del único tanto de Moravia, Diana Araya (9) hace un remate a la portería del Saprissa. Foto de Jorge Castillo
La anotadora del único tanto de Moravia, Diana Araya (9) hace un remate a la portería del Saprissa. Foto de Jorge Castillo

Por otra parte, Karol Robles directora técnica del conjunto morado apunta a corregir los errores que cometió su equipo, mientras trabaja la parte de contundencia y fuerza en el último cuarto de la cancha.

Pero, una de las interrogantes del conjunto morado es cuál arquera será la que defienda el marco tibaseño, tomando en cuenta que tiene a Noelia Bermúdez, Gabriela Tristán y Julieth Arias.

“Tenemos tres grandes porteras, cualquiera puede disputar una final. Me parece importante que estén siempre con ritmo, son muy buenas compañeras, durante el torneo las rotamos y la titular está para cualquiera”, añadió Robles.

Por otra parte, van a recuperar a Carolina Venegas quien se ausentó del juego ida de la final porque se tironeó en una de las piernas, pero esperan tenerla disponible para este sábado.

Ambos equipos buscarán ser las campeonas del Torneo de Apertura 2019. AD Moravia será casa en el Colleya Fonseca donde recibirá el juego al ser las 8 p. m. en un partido lleno de rivalidad y emociones a flor de piel.