Juan Diego Villarreal. 6 marzo
El mexicano Omar Arellano, quien es marcado por Rafael Rodríguez de la Universidad de Costa Rica, suma cinco partidos en el Torneo de Clausura y contabiliza 324 minutos. Fotografía José Cordero
El mexicano Omar Arellano, quien es marcado por Rafael Rodríguez de la Universidad de Costa Rica, suma cinco partidos en el Torneo de Clausura y contabiliza 324 minutos. Fotografía José Cordero

Al pedirle una calificación de su rendimiento desde que llegó al Herediano, el delantero mexicano Omar Arellano parece aprobarse apenas con lo mínimo: “te podría decir que un 7, para no quedarte mal. Físicamente me falta”.

Arellano quien llegó esta campaña al Team florense suma cinco partidos y contabiliza 324 minutos en el Torneo de Clasura. Además, fue estelar en ambos partidos por la Concachampions ante el Tigres de México, por lo que espera seguir viendo acción el próximo domingo cuando visiten a Grecia, en el estadio Allen Reggioni.

“En la parte física me hace falta todavía para cerrar bien los partidos. Es algo en lo que debo trabajar con el preparador físico, creo que debo soltarme más, no son excusas pero es claro que debo mejorar y espero estar mucho mejor para el cierre de la segunda vuelta y la próxima fase”, comentó Arellano.

Para el azteca, el lapso que estuvo sin jugar, su fallido paso al equipo Ontinyent de la tercera división del fútbol español y la poca participación en los equipos de Leones Negros y Tampico Madero de la Liga de Ascenso de México, le impidieron tomar ritmo y jugar, precisamente algo que está encontrando en Costa Ricas gracias a la confianza del técnico Jafet Soto.

“En cuatro años no he tenido ninguna lesión. Todo es cuestión de tener continuidad. Creo que en los últimos partidos vine realizando un buen trabajo, pero ante la Liga me parece que nos pesó al final el desgaste físico que hicimos ante Tigres. No es una excusa, pero la dinámica fue muy fuerte y al final me parece que pesó un poco”, admitió Arellano.

Omar manifestó que se siente cómodo en el club rojiamarillo, donde hay buena competencia y lo han tratado bastante bien en el camerino, por lo que siente que se adaptó con rapidez.

“En lo deportivo siento que el fútbol costarricense ha mejorado mucho, tienen buenos equipos, buenos jugadores, aunque a veces caen un poco en un juego muy físico, pero es cuestión de adaptarnos y mejorar cada día. También debemos acostumbrarnos a las canchas sintéticas que son diferentes”, añadió Arellano.

En cuanto a la exigencia de la afición, el azteca de 31 años aseguró que es normal, más aún por ser extranjero.

“Como dije, no estoy buscando pretextos, pero en el segundo tiempo ante la Liga la parte física me afectó y es algo que tengo claro que debo mejorar. A mí en lo personal me han tratado muy bien, pero es cierto que los aficionados son exigentes, por lo que debemos hacer respetar nuestra cancha y seguir peleando el primer lugar”, puntualizó Arellano.